viernes. 02.12.2022

La Guardia Civil detuvo en Alcalà de Xivert (Castellón) a una madre, que ingresó en prisión, y a su hija por hacerse pasar por videntes y tarotistas y extorsionar y amenazar con documentación falsa a sus clientes para que pagaran objetos de elevado coste que supuestamente les iban a ayudar a resolver sus problemas. Según la Guardia Civil, las mujeres se ganaban la confianza de sus víctimas a través de líneas telefónicas del 806, donde la gente llamaba pidiendo ayuda para su vida personal a través de la cartomancia y el tarot.

Detenidas dos falsas videntes por extorsionar a sus clientes
Comentarios