viernes 05.06.2020

Detenidos en Gandía y Gijón dos de los pederastas más buscados del mundo

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos peligrosos pederastas que figuraban entre los más buscados a nivel internacional, según ha informado la Dirección General de la Policía.

Los arrestos, llevados a cabo en Gandía (Valencia) y Gijón, son el resultado de una investigación de casi dos años de duración que comenzó tras ubicar en España el escenario de unas imágenes donde se mostraban graves abusos sexuales a una niña de cinco años.

Tras lograr su detención, los agentes constataron su presunta participación en otros hechos similares con otras dos niñas de su círculo familiar y, además, permitió identificar a su «mentor», otro pederasta «con un gran prestigio y reputación» en la comunidad pedófila.

Pese a la relación de confianza existente entre ellos, uno de los detenidos accedió ilegalmente al equipo informático del otro, a fin de obtener y distribuir material pedófilo inédito, hecho que contribuye a «adquirir un mayor estatus dado el valor que ese material posee en el mercado pedófilo».

UNA NIÑA DE 5 AÑOS EN ESPAÑA

La investigación se inició en el mes de mayo del 2018, cuando la Policía de Australia publicó, a través de una base de datos mundial dependiente de Interpol, varias fotografías descubiertas en la red Tor en las que se observaba a una menor que estaba siendo abusada sexualmente.

Analizadas las fotografías, los investigadores de la Unidad Central de Ciberdelincuencia establecieron que la menor podía encontrarse en España, por lo que solicitaron la colaboración de los especialistas de la Ufam Central.

Las pesquisas llevadas a cabo por los agentes permitieron localizar el escenario de las imágenes en una localidad alicantina, además de identificar al presunto autor de los hechos y a la víctima, una niña de cinco años de edad perteneciente a su círculo familiar.

Tras establecer un dispositivo en torno al investigado, los policías lograron su detención en Gijón, llevando a cabo la entrada y registro de su vivienda donde localizaron la cámara utilizada para fotografiar al menor. Además, constataron su presunta implicación en abusos sexuales a otras dos niñas, también de su núcleo familiar cercano.

Los agentes comprobaron la peligrosidad del nuevo pedófilo implicado, quien estaba siendo perseguido por distintos cuerpos policiales europeos y que, incluso, «se jactaba de haber abusado sexualmente de unas niñas que estaban a su cargo».

Los agentes comprobaron que se trataba de un varón de 30 años de edad y residente en Gandía y constataron que se quedaba al cuidado de las hijas de su pareja, de ocho y once años. El detenido seleccionó a la madre de las dos niñas como pareja ya que tenía que hacerse cargo de ellas durante mucho tiempo. Incluso se convirtió en el tutor de estas niñas, ya que la madre ingresó en prisión por hechos ajenos a la investigación.

Detenidos en Gandía y Gijón dos de los pederastas más buscados del mundo