jueves. 09.02.2023
                      Imagen de los diputados de ERC en el Congreso. KIKO HUESCA
Imagen de los diputados de ERC en el Congreso. KIKO HUESCA

Pese a las sospechas y a que acababa resultando evidente, hasta ahora Esquerra Republicana no se había pronunciado de forma tan clara sobre la relación entre su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado (PGE), los últimos de la legislatura y que salvaguardan el mandato de Pedro Sánchez, y la supresión del delito de sedición en el Código Penal con el que fueron condenados los líderes del ‘procés’ independentista. Pero este sábado, el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, reconoció que su partido utilizó su necesario apoyo a las Cuentas públicas como «palanca de fuerza» para forzar a Sánchez a atenuar el ilícito.

«Desgraciadamente, muchas veces tenemos que utilizar palancas de fuerza para que el PSOE se mueva, incluso en compromisos que, de hecho, son suyos», explicó Rufián en declaraciones a RNE, antes de resaltar que la legislatura está llegando a su término y que este compromiso, asumido por el propio jefe del Ejecutivo, continuaba sin cumplirse con el avance de los meses. La admisión ha levantado polvareda porque, en la práctica y aunque el arco parlamentario relacionara desde el principio una cosa con la otra, desmonta la táctica del Gobierno y de la propia ERC de desvincular en sus declaraciones públicas ambas negociaciones.

La proposición de ley del PSOE y Unidas Podemos, a través de la que el Gobierno ha canalizado la modificación legal, ya ha superado dos votaciones en el Congreso, una de ellas a la una de la madrugada para su toma en consideración y la segunda el jueves, cuando el Ejecutivo y sus socios tumbaron las enmiendas a la totalidad presentadas por el PP, Vox y Ciudadanos, de una parte, y los independentistas de Junts y la CUP, por otra. La polémica medida afrontará su siguiente escala el próximo 9 de diciembre con la formalización de las enmiendas parciales al articulado, momento en el que se comprobará si socialistas y Unidas Podemos dan el paso de rebajar también el delito de malversación por el que también fueron sentenciados los dirigentes secesionistas y por cuya reforma aboga ERC.

Pero el hecho de que este ilícito persiga también a los imputados por corrupción supone una traba para los aliados gubernamentales. Lo constató este sábado de nuevo Rufián, quien llamó ser «discretos» con las negociaciones y también «quirúrgico» a la hora de efectuar este eventual cambio penal. Las manifestaciones de Rufián provocaron la reacción crítica de la secretaria general del PP, Cuca Gamarra, quien dio por probado que «los Presupuestos de 2023 son los de la impunidad para quienes rompieron el orden constitucional». A su juicio, «España merece otra cosa, un presidente del Gobierno que respete a España y a los españoles y que no ponga precio a su supervivencia».

Con el reconocimiento de Rufián, continuó Gamarra, «se está ante la confirmación por parte del portavoz de ERC del precio que tenían los Presupuestos.

ERC desmonta la táctica de Sánchez al unir la sedición a los Presupuestos
Comentarios