miércoles 19/5/21

ERC y Junts llevarán la investidura de Aragonés al límite pero sin más urnas

El candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès, se someterá mañana a la segunda votación de investidura. Salvo que las negociaciones den un giro inesperado en solo un día, el dirigente republicano se encamina a un segundo intento fallido de salir elegido jefe del Ejecutivo catalán.

Esquerra y Junts tienen dos meses para desencallar la situación y ponerse de acuerdo. Eso sí, coinciden en un aspecto. Ambos partidos rechazan ir a nuevas elecciones. «Lo descartamos absolutamente», «no lo contemplamos en absoluto»» afirmaron Marta Vilalta (ERC) y Elsa Artadi (Junts), respectivamente, el sábado por la noche en TV3.

Las negociaciones están a día de hoy bloqueadas por el papel del Consejo para la República, organismo creado por Carles Puigdemont en la pasada legislatura con el que pretendía dirigir el ‘procés’ al margen de la Generalitat. El expresidente reivindica mantener el liderazgo, pero Esquerra se lo niega. Fuentes republicanas admiten que resulta «surrealista» estar negociando este asunto en plena pandemia. Y apuntan además que hasta la fecha, Junts no ha querido apenas sentarse a la mesa a abordar en serio la investidura.

«No hemos negociado ni una hora y media», apuntan en el entorno de Aragonès.

Fuentes de Junts critican el discurso de investidura del candidato republicano y le reprochan que solo buscara la complicidad de la CUP y de los comunes.

Junts se abstuvo el viernes pasado. Más allá de los recelos, las desconfianzas y las cuestiones personales, claves en el bloqueo, está la hoja de ruta soberanista. ERC apuesta por la mesa de diálogo como solución a la cuestión catalana. Le da de margen hasta 2023. Junts le exige que si fracasa, ponga ya por escrito el compromiso con retomar la vía unilateral.

ERC y Junts llevarán la investidura de Aragonés al límite pero sin más urnas
Comentarios