viernes 3/12/21

El futuro de la legislatura está en las manos de ERC y a las primeras de cambio, en el debate de investidura, el portavoz de los republicanos, Gabriel Rufián, se encargó de recordárselo al presidente en funciones, Pedro Sánchez. «Si no hay mesa de diálogo, no habrá legislatura», amenazó, tajante, Rufián.

Y no una mesa de diálogo cualquiera, sino una en la que se debatan cuatro pilares que el republicano detalló: «Debe ser entre iguales, con reconocimiento y respeto mutuos; sin vetos, hablando de todos y con todos, como con nosotros, que llevamos 89 años defendiendo la autodeterminación de Cataluña; con un calendario de encuentros que será público y claro; y con garantías: el acuerdo que se alcance será consultado y refrendado por el pueblo de Cataluña». Un pueblo de Cataluña que no se dejará «estafar», anticipó el representante republicano. «Porque si esta vez Cataluña vuelve a ser estafada, si el acuerdo no se cumple, se estará estafando a un pueblo, no a un partido», agregó.

Rufián se jactó de que los trece diputados de su partido han conseguido «sentar al Gobierno de España».

ERC liquidará la legislatura si no hay mesa de diálogo