domingo. 26.06.2022

España activa su alerta por una campaña de bulos lanzada por el espionaje ruso

Seguridad Nacional activa en tan sólo 48 horas su nuevo Foro contra la Desinformación

El Consejo de Ministros del 31 de mayo dio luz verde a su creación. Sólo 48 horas después, un tiempo récord para la Administración central, el Departamento de Seguridad Nacional (DSN) constituyó formalmente el denominado ‘Foro contra las campañas de desinformación en el ámbito de la Seguridad Nacional’, la gran apuesta del Gobierno de Pedro Sánchez para frenar las campañas de bulos contra los intereses españoles en pleno conflicto con Rusia. Una herramienta que, no obstante, ha provocado recelos entre las fuerzas de oposición que temen que el Gobierno utilice esta institución para censurar informaciones que no comparta.

El DSN en sus documentos internos justifica la premura en activar este nuevo foro contra los bulos por el miedo a nuevas maniobras de desinformación por parte del espionaje del Kremlin como las que ya tuvieron lugar en 2017 durante el ‘procés’ en Cataluña. «En nuestros días, la invasión rusa de Ucrania ha reforzado aún más la necesidad de desarrollar mecanismos nacionales y europeos que permitan limitar los efectos de las campañas de desinformación», apunta literalmente el DSN, que abunda que la prioridad es «salvaguardar los valores democráticos, las libertades y los derechos fundamentales».

Seguridad Nacional ha insistido en los últimos días en advertir en sus comunicaciones privadas y públicas de la amenaza para los intereses españoles de «campañas de desinformación» en forma de «acciones coordinadas de carácter manipulativo en el dominio de la información». El departamento que asesora a Moncloa de los grandes riesgos para el país subraya que el peligro que «actores tanto estatales (en clara referencia a Rusia) como no estatales» se hayan embarcado en el «estrategias híbridas» contra España con un «claro objetivo de desestabilización o coerción política, social o económica».

ÓSCAR LÓPEZ SE REFUERZA

Los informes del DSN recuerdan que la Estrategia de Seguridad Nacional de 2021 (ESN21) ya subrayaba que «las campañas de desinformación suponen una grave amenaza para los procesos electorales» , al tiempo que destacaba el «potencial» de estos bulos «para polarizar a la sociedad y minar su confianza en las instituciones».

En ese contexto, Seguridad Nacional considera imprescindible potenciar la «colaboración público-privada» para luchar contra la desinformación y la gran apuesta ese el nuevo foro que ya opera desde la semana pasada.

El nuevo comité, según fuentes de la seguridad del Estado, está compuesto por 16 especialistas. Seis de ellos son altos funcionarios de la Administración General del Estado (Interior, Defensa, Exteriores y Economías) y otros diez miembros de la «sociedad civil», que proceden de asociaciones empresariales, centros académicos, y especialistas en comunicación y «verificación».

Las identidades de estas personas son secretas, aunque ya ha trascendido que habrá representantes de asociaciones de periodistas, del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales o Instituto Español de Estudios Estratégicos, el think tank del Ministerio de Defensa.

Este foro, que no tendrá funciones ejecutivas, estará adscrito al Departamento de Seguridad Nacional del gabinete de la Presidencia del Gobierno. O sea, tendrá una doble dependencia: por una parte, operativa, de general Miguel Ángel Ballesteros, el principal asesor de Pedro Sánchez en materia militar y que será el que presida este nuevo organismo, y por la parte estructural de Óscar López, director de gabinete del jefe del Ejecutivo, que refuerza su posición en el esquema de seguridad nacional en plena de crisis bélica en Ucrania.

La puesta en marcha de este foro es la segunda gran iniciativa del Gobierno de Sánchez en la lucha institucional contra los supuestos bulos. A finales de 2020, y rodeado de una gran polémica, el Gobierno puso en marcha su plan contra la desinformación dentro del Consejo de Seguridad Nacional. Un programa para combatir «la difusión deliberada, a gran escala y sistemática de desinformación, que persiguen influir en la sociedad con fines interesados y espurios» . El plan, que dejaba en manos de los colaboradores más estrechos del presidente la coordinación, fue tachado de «ministerio de la verdad» por la oposición.

España activa su alerta por una campaña de bulos lanzada por el espionaje ruso
Comentarios