sábado. 26.11.2022
El Consejo de Ministros aprobó ayer cinco Reales Decretos para garantizar los servicios esenciales en telecomunicaciones, servicios audiovisuales y radiofónicos y en el ámbito de la seguridad privada durante la huelga general prevista para el día 20 de junio. En telecomunicaciones, tanto para la telefonía inalámbrica como para la telefonía fija, se considera servicio esencial la garantía del encaminamiento de las llamadas de emergencia y el encaminamiento y la conexión entre los puntos de terminación de las redes fijas y móviles y la red pública telefónica, incluido el acceso a los servicios de transmisión de datos, en especial el acceso a Internet, y el apoyo técnico necesario para garantizar la seguridad de los sistemas informáticos y de los servicios de seguridad de las comunicaciones correspondientes a servicios públicos que tengan la consideración de esenciales. El segundo Real Decreto aprobado por el Ejecutivo establece los servicios mínimos esenciales de las sociedades titulares de la gestión indirecta de los servicios públicos esenciales de radiodifusión sonora y de televisión bajo competencia del Estado. Así, tiene por objeto asegurar la continuidad de las emisiones radiofónicas y televisivas durante su horario habitual, de tal forma que se garantice la no interrupción de los servicios públicos esenciales de la radiodifusión sonora y la televisión, si bien mediante la única utilización de programas grabados, y sin la difusión, por consiguiente, de programación en directo, con la salvedad de los programas informativos. El Real Decreto garantiza también la producción y emisión de los programas informativos, que son considerados imprescindibles para el mantenimiento de los servicios públicos esenciales de información a la comunidad. «Abusivos e ilegales» El comité de huelga de RTVE, integrado por UGT y CC. OO., calificó ayer de «abusivos e ilegales» los servicios mínimos establecidos por el Gobierno para el ente durante la huelga del 20-J y señaló que «no pueden ser respetados de forma alguna». El comité de huelga calificó el decreto de servicios mínimos de «farsa que solo revela la mala fe de la Dirección, su falta de interés en llegar a un acuerdo y el engaño de pretender entretenernos a la espera de que el Gobierno aprobara el decreto, imponiendo, una vez más servicios mínimos abusivos». Por último, el Consejo de Ministros aprobó un Real Decreto por el que se garantiza la prestación de servicios esenciales en el ámbito de la seguridad privada en situaciones de huelga.

El Gobierno fija mecanismos para los servicios mínimos en áreas esenciales
Comentarios