miércoles. 17.08.2022

Hacienda abre la mano a ayuntamientos y autonomías con un gasto récord en 2023

Calviño mantiene sus expectativas económicas este año, pese a una inflación cercana al 8%
                      Rueda de prensa posterio al Consejo de Ministros de ayer. CHEMA MOYA
Rueda de prensa posterio al Consejo de Ministros de ayer. CHEMA MOYA

El Consejo de Ministros dio ayer el primer paso para la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado de 2023 al aprobar un techo de gasto, el máximo que pueden asumir las administraciones, salvo deuda- que roza los 200.000 millones de euros. Casualidades del calendario, lo hace, además, con la vista puesta en los diferentes comicios electorales que llegarán el próximo año, centrados en comunidades y ayuntamientos. Ese límite se fija en 198.221 millones, lo que supone un récord, con un alza del 1,1% frente al actual. A pesar de este incremento en un contexto de crisis y de incertidumbre, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, insistió en que «no impedirá seguir reduciendo los desequilibrios» presupuestarios que acechan a España.

Como novedad, Hacienda dará más margen de gasto a las comunidades autónomas y a las corporaciones locales, así como a la Seguridad Social, para incrementar su gasto, a costa de la Administración Central. «Apreciamos una distribución distinta de los esfuerzos», indicó Montero tras el Consejo de Ministro. El margen de déficit de las comunidades será de un 0,3% frente al 0,1% actual, «dos décimas de diferencia que se restan» del Estado. «El Gobierno asume mayor esfuerzo para que las comunidades tengan mayor capacidad de gasto», según la ministra de Hacienda. Lo hace para elaborar unas cuentas públicas que estarán en vigor con los comicios autonómicos y locales a finales de mayo de 2023, y para ganarse en la tramitación la atención de los socios preferentes. También los ayuntamientos dispondrán de más margen de maniobra al incrementarse su capacidad presupuestaria y de déficit, así como a la Seguridad Social, a la que se le inyectará un pago de casi 20.000 millones de euros de forma extraordinaria.

A pesar de este dispendio, Hacienda insiste en que España reducirá el déficit público en 2023 hasta el 3,9% del PIB el próximo año, frente al 5% al que estima que cerrará en 2022, y al 6,8% de 2021. «Las reglas fiscales siguen suspendidas, pero no así la responsabilidad fiscal», explicó Montero para referirse a la libertad de la que aún gozan los Estados frente a la UE para no tener que cumplir el objetivo de 3%.

Para elaborar este techo de gasto, el Gobierno ha actualizado sus previsiones para este año y el próximo, con unos cálculos que prácticamente mantienen el alza del PIB (Producto Interior Bruto) en el 4,3%, el mismo nivel que estimaba hasta ahora a pesar del «entorno complejo» al que se enfrenta España, según explicó la vicepresidenta económica, Nadia Calviño. Sin embargo, de cara a 2023, el Ejecutivo sí ha recortado de forma relevante su cálculo hasta el 2,7%, ocho décimas menos que hasta ahora. Economía asume la tesis del Banco de España de que la inflación rozará el 8% a lo largo de este ejercicio, muy por encima de lo esperado inicialmente.

Casi al mismo tiempo, el Fondo Monetario Internacional actualizaba sus perspectivas que, en el caso español, anticipan un crecimiendo del 4% en 2022 (ocho décimas menos que lo calculado en abril); un 2% en 2023 (1,3 puntos menos); y una recuperación de la pandemia que no llegará al menos hasta el año 2024.

Hacienda abre la mano a ayuntamientos y autonomías con un gasto récord en 2023
Comentarios