martes. 09.08.2022

Los incendios continúan devorando hectáreas en Extremadura y CyL

El fuego en Monsagro ha calcinado ya 9.000 hectáreas y un millar en Navafría, Segovia

El fuego continua devorando hectáreas de vegetación en Extremadura y Castilla y León en medio de una ola de calor con temperaturas que superan los 40 grados, mientras los medios de lucha contra incendios trabajan este domingo para sofocar las llamas, como en el caso de Galicia, que vive «un día para la esperanza». El incendio forestal declarado en la zona de la Garganta de los Infiernos, en el Valle del Jerte (Cáceres) ha sido «claramente provocado», según ha afirmado este domingo el director de Política Forestal de la Junta, Pedro Muñoz. «Un incendio a las once de la noche, con dos focos, cuando todos los medios estaban centrados en Las Hurdes y Casas de Miravete, está claro que fue un incendio provocado», ha subrayado Muñoz.

La zona afectada está entre Jerte y Tornavacas. No hay peligro para la población, aunque sí se ha cortado de manera preventiva el camino de acceso desde Jerte a la conocida zona de Los Pilones.

En cuanto al incendio de Casa de Miravete, que afecta a la zona del Parque Nacional de Monfragüe, está «prácticamente perimetrado», y en Las Hurdes «afortunadamente» la subida de la humedad «ha venido bien», pero hay que estar vigilantes a rebrotes dentro del perímetro.

Aunque de manera provisional, Muñoz ha señalado que en su conjunto estos dos incendios habrían quemado unas 6.000 hectáreas en Extremadura. Tres incendios forestales, los de Monsagro (Salamanca), Navafría (Segovia) y Cebreros (Ávila) son este domingo los más virulentos de la treintena de fuegos en los que ha intervenido en las últimas horas el Servicio de Extinción de Incendios de la Junta de CyL. De ellos, los dos de mayor nivel de peligrosidad son el de Monsagro, que ha calcinado 9.000 hectáreas y ha obligado a evacuar varias poblaciones, y el de Navafría, que ha cortado la carretera Nacional 110 y ha quemado un millar de hectáreas, mientras que el que ha presentado una peor evolución en la última jornada ha sido el de Cebreros, según fuentes de los medios de extinción. A ese incendio de la provincia de Ávila se han incorporado a las ocho de la mañana de este domingo de nuevo los medios aéreos después de que durante la noche ha sido el que ha registrado un trabajo de los medios de extinción terrestres más intenso y peligroso de todos los focos de fuego de la Comunidad.

Junto a esos tres incendios, también existen otros cinco que requieren especial atención para el operativo de extinción de Castilla y León y por ello están declarados de nivel uno de gravedad en una escala ascendente que va de cero a tres.

Se trata de los incendios de Navalonguilla, Candelario y los de las localidades zamoranas de Figueruela de Arriba y Roelos de Sayago. Las temperaturas extremas, unidas a la baja humedad, la sequedad del terreno que favorece su combustión y las tormentas secas, han obligado a los medios de extinción a redoblar esfuerzos en las últimas jornadas. Ejemplo de ello son los 165 incendios en los que ha intervenido la última semana el operativo de extinción.

Los incendios continúan devorando hectáreas en Extremadura y CyL
Comentarios