miércoles. 01.02.2023

Una valenciana de 29 años con dos hijas, una de ellas de dos meses, ingresará en prisión por no pagar a tiempo una indemnización de 1.440 euros por la que se le conmutó una condena por adquirir y revender teléfonos móviles con la documentación que halló en una cartera en la calle en 2009.

Según manifestó Sara González, esta «injusticia» se debe a «un error» del letrado que la asistió en el caso, dado que, según aseguró, pagó «todo lo que él dijo y cuando dijo, pero fue fuera de plazo».

Una joven irá a prisión por no pagar una multa
Comentarios