domingo. 14.08.2022

El juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama, instructor del llamado caso Pegasus, acordó ayer la conservación, a disposición del juzgado, de todos los volcados de información verificados sobre los terminales telefónicos del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los ministros de Defensa, Margarita Robles, del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y de Agricultura, Luis Planas, dentro de la investigación por la infección de sus móviles con la herramienta informática de la compañía israelí NSO.

En un auto, el titular del Juzgado Central de Instrucción número cuatro acuerda librar un requerimiento a la directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Esperanza Casteleiro, para el cumplimiento de la medida.

Según la investigación, del terminal de Sánchez se extrajeron 2,6 gigas de memoria, del teléfono de Grande-Marlaska 6,3 gigas, del móvil de Robles nueve megas y en el caso de Planas se considera que sufrió un ataque fallido y que no hubo a priori sustracción de datos.

El juez pide al CNI el volcado de los móviles de Pedro Sánchez y los ministros