lunes. 05.12.2022

La fiesta del último mitin

Los partidos cierran una campaña en la que han primado los encuentros con las principales organizaciones sociales. El ambiente festivo reinó ayer en las celebraciones de las principales formaciones políticas que aspiran a conseguir el gobierno municipal de León. El PP concentró a todo su equipo electoral en la plaza Mayor, el PSOE convocó a sus históricos en el Polígono X, León en Común se mantuvo fiel a su sede asamblearia de Don Gutierre, Ciudadanos inundó León con su marea naranja...
El socialista José Antonio Diez celebró su mitin final en el Polígono X.
El socialista José Antonio Diez celebró su mitin final en el Polígono X.

El candidato del PP a la Alcalcía de León, Antonio Silván, continuó ayer con su intensa agenda electoral en el último día de una campaña que para él y su candidatura, resumió, ha sido «limpia, de cercanía y tremendamente enriquecedora».

Tras dos semanas presentando un proyecto «cercano y moderado y reclamando la confianza de los ciudadanos», según sus palabras, considera logrado el objetivo de «que todos los leoneses se identifiquen con su Ayuntamiento, su alcalde y sus concejales y de que conozcan más de cerca esta magnífica candidatura».

Después de decenas de encuentros con todo tipo de colectivos, asociaciones e instituciones, el candidato del PP siente que ha pulsado la realidad de los vecinos, que «tienen en su cabeza León, como nosotros, que tenemos también el objetivo de desarrollar León, sacar todas las potencialidades que tiene la ciudad y estoy convencido de que a partir del día 25 lo vamos a poder hacer».

Silván acudió por la tarde al mitin de Villaobispo en apoyo del candidato del PP a la Alcaldía de Villaquilambre, Manuel García, acompañado también por Victoria Seco, candidata a las Cortes. Ya a partir de las diez de la noche, Silván llegó pletórico a la plaza Mayor, donde las dos candidaturas que encabeza, además de los apoderados e interventores y los trabajadores de la campaña celebraron un final de fiesta por todo lo alto.

Por su parte, el candidato socialista a la Alcaldía de León, José Antonio Diez, despidió ayer la campaña electoral con una fiesta-mitin de homenaje a las generaciones de leoneses que contribuyeron a la transformación democrática y social del país. Bajo el lema Vive León, le acompañaron, entre otros, el primer secretario general del PSOE leonés tras la dictadura, Ángel Capdevilla.

Diez cerró un acto en el que también intervinieron la candidata en la legislatura constituyente del Ayuntamiento de León y ahora aspirante a concejala, Cristina Gil, y el secretario general de España de la Unión Estatal de Pensionistas y Jubilados y de UGT, Anatolio Díez.

El aspirante a gobernar el Ayuntamiento de León despidió la campaña «confiado en las posibilidades propias, y aunque hay que respetar a los adversarios, tenemos un gran proyecto y un gran equipo y salimos a ganar». «Gratamente sorprendido» por el cariño y los ánimos recibidos de los ciudadanos en la calles y barrios de la ciudad, Diez asegura haber percibido el mensaje de que «León necesita un cambio y nosotros tenemos que ser los que lo lideren».

El balance de campaña electoral para el líder autonómico de Podemos y candidato a la Presidencia de la Junta, el leonés Pablo Fernández, «no puede ser más satisfactorio». Después de dos semanas intensas en las que no ha dejado de viajar por la Comunidad, se mostró ayerconvencido de que la formación va a dar «la gran sorpresa» en Castilla y León en las elecciones del domingo.

«Vamos a dignificar la política, a devolverla a las calles y plazas y a hacer que la voz de la gente esté en las instituciones», subrayó antes de recalcar que después de 28 años de gobierno del Partido Popular es el momento de «que se regenere la política y se acaben los recortes a favor de las élites y contra la mayoría de castellanos y leoneses».

Convencido de que la campaña electoral se le queda corta, aseguró que a pesar del cansancio el ánimo recibido de la gente le reconforta y le haría aguantar otras dos semanas. Fernández recalcó que la escasez de recursos económicos —la formación recaudó para la Comunidad unos 50.000 euros en micro-créditos— ha sido suplida con creces con la ilusión y el esfuerzo de afiliados y simpatizantes. Fernández eligió el emplazamiento de Espacio Vías para cerrar su debut elecotral.

La marea naranja de Ciudadanos inundó de nuevo ayer las calles del centro de León desde que a las siete y media decenas de simpatizantes, encabezados por sus líderes, salieron de la sede en la calle Lancia y recorrieron varias calles de la ciudad hasta llegar a la calle Ancha. «Nuestro fin de campaña va en línea de todas nuestras actuaciones: a pie de calle, junto a los ciudadanos, con nuestros candidatos y enseñando nuestras propuestas y nuestro programa y pidiendo el voto porque León pide cambio».

En la plaza de Don Gutierre. Éste fue el lugar elegido por la candidatura de León en Común para poner fin a su primera campaña como coalición de izquierdas. La candidatura ciudadana hizo un balance positivo de la campaña electoral en la que, aseguran, han logrado aglutinar muchas voces distintas con un mismo mensaje, el de que «hay otra forma de hacer política y las necesidades de las personas deber ser atendidas, debemos unir la lucha en la calle y la lucha dentro de las instituciones».

La lista que en la capital leonesa encabeza Victoria Rodríguez seguida del coordinador provincial de Izquierda Unida, Santiago Ordóñez, sostiene que estas dos semanas han servido para constatar la gran desafección de una gran parte de los ciudadanos hacia la política, «fruto de estos años de gobernanza de los grandes partidos que, en líneas generales han gobernado de espaldas a los ciudadanos, favoreciendo a la banca, a la gran empresa y dejando de lado las necesidades reales de la gente que tiene la sensación de que la administración les está dejando en la estacada».

León en Común, recuerdan, representa no sólo a partidos políticos críticos con la política neoliberal imperante sino a muchas personas que en los últimos cuatro años han participado en los distintos movimientos que desde la calle piden más transparencia y participación y que luchan, entre otras cuestiones, por el derecho a la vivienda, a la sanidad y a la educación pública, por el medio ambiente, por la igualdad de género y por el cumplimiento de los derechos humanos.

Leonesistas en su sede. Los dirigentes y cabezas de lista de la Unión del Pueblo Leonés (UPL)también hicieron ayer un balance positivo de la campaña electoral y apelaron al sentimiento leonesista para reclamar el voto a los electores. «Les pido que con la mano en el corazón piensen cuál es el único partido cuyas decisiones se adoptan en León, por León y para los leoneses», manifestó el secretario general de la formación y candidato a la Alcaldía de la capital, Eduardo López Sendino.

UPL necesita el apoyo de los electores «para que siga siendo la mosca cojonera de la política de León», añadió el dirigente leonesista, quien comentó que el partido ha recibido mucho apoyo en la calle durante las dos semanas de campaña, en las que han repartido en mano 30.000 programas electorales.

Confiados en que la ilusión, recalcan, de todos los candidatos y el trabajo desarrollado se vea recompensado con resultados positivos en las urnas, el cabeza de lista a las Cortes Autonómicas por la provincia, Luis Mariano Santos, quiso dedicar el final de campaña a los trabajadores de la editorial Everest y al colectivo minero de los que dijo que «encarnan la desgraciada realidad de la provincia leonesa».

La fiesta del último mitin
Comentarios