domingo. 03.07.2022

La Laguna espera que la lava no la arrase tras juntarse dos coladas

Los geólogos temen que el río volcánico discurra por la costa y cause mayores daños
                      Imagen de la colada a la entrada de La Laguna. ÁNGEL MEDINA
Imagen de la colada a la entrada de La Laguna. ÁNGEL MEDINA

El barrio palmero de La Laguna (Los Llanos de Aridane) sigue con expectación la evolución de las dos coladas de lava que penetraron ayer en su casco urbano y que, convertidas ayer en una sola, parecen tomar una dirección que las alejaría de ese núcleo para dirigirse hacia la montaña.

Esa es la opción menos perjudicial para ese barrio desalojado, que vive en las últimas horas la amenaza de desaparecer sepultado baja la lava como le ocurrió hace unas semanas al de Todoque. No obstante, los comités científico y de dirección del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca) barajan una segunda opción: que estas coladas, ahora unidas en una sola que alcanza picos de 1.150 grados, continúen superando las diferentes vaguadas que encuentran a su paso y acaben discurriendo por la carretera de la costa, lo que causaría mayores daños.

En previsión de ese escenario, se decidió evacuar en la tarde del miércoles con urgencia y de forma preventiva a los habitantes de los barrios de Las Martelas, Los Llanos, Marina Alta, Marina Baja, La Condesa, Cuesta Zapata y San Borondón, en Tazacorte, en los que hay censadas unas 150 personas. En realidad, las evacuadas fueron unas 45, ya que el resto se había marchado por sus propios medios horas o días antes de que el comité de crisis tomara esta determinación.

Los peces pueblan la fajana

Los peces se acercan a la fajana que la lava del nuevo volcán de La Palma ha formado al llegar al mar, y la zona se ha convertido en un lugar «excepcional», ya que observarlo es como ver la colonización de una isla, ha dicho el profesor de Biología Marina de la Universidad de La Laguna José Carlos Hernández.

Peces como bogas y pejeverdes se ven en los vídeos que ha grabado el grupo Quima, especializado en acidificación del medio marino, con la colaboración de la empresa canaria Ecos, ha indicado José Carlos Hernández, quien ha señalado que se trata de especies típicas de los ecosistemas de las islas.

La Laguna espera que la lava no la arrase tras juntarse dos coladas
Comentarios