martes 11/8/20

Mañueco pide orientar los fondos europeos al mundo rural, la transición justa y lo digital

Alfonso Fernández Mañueco, presidente de Castilla y León. ABEL ALONSO
Alfonso Fernández Mañueco, presidente de Castilla y León. ABEL ALONSO

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha rechazado la posibilidad de que se produzcan negociaciones bilaterales entre el Gobierno de España y algunas comunidades autónomas a la hora de fijar los criterios para el reparto de los fondos europeos para paliar los efectos económicos de la crisis derivada de la Covid-19 y ha reclamado que tanto esto como la posibilidad de ampliar el objetivo de déficit se debata en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

Fernández Mañueco ha advertido que un acuerdo bilateral, más allá de «determinadas peculiaridades» de una comunidad supondría «abrir la puerta a la discrecionalidad», por lo que ha defendido la convocatoria del CPFF, a lo que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se habría comprometido a celebrarlo en el mes de septiembre.

El presidente de la Junta ha defendido la necesidad de que se fije, en este foro, el techo de gasto y se garanticen las entregas a cuenta para que las regiones puedan elaborar sus presupuestos para 2021, al tiempo que ha defendido que se flexibilice el objetivo de déficit hasta el dos por ciento y se permita a las autonomías endeudarse de cara a poder mantener la sanidad, la educación y los servicios sociales públicos.

Por otro lado, ha defendido que el destino de los fondos europeos atienda a planteamientos como la transformación digital y la transición energética justa, amén de implicarse con el mundo rural, pues ha subrayado como «uno de los principales retos políticos» a medio y largo plazo es el de la despoblación. Mañueco ha subrayado que Castilla y León ha demostrado en el pasado su eficacia a la hora de gestionar fondos europeos, tarea que ha resuelto «de forma sobresaliente, con lealtad y coordinación», al tiempo que ha reclamado al Gobierno una defensa del medio natural y un compromiso con una PAC «justa» no sólo en lo relativo a ayudas directas a agricultores y ganaderos, sino también en lo relativo a los fondos de desarrollo rural que han sufrido un «recorte considerable», como ha lamentado.

En cuanto a la transición energética, el presidente de la Junta ha recordado que Castilla y León es una de las comunidades «que más ha sufrido» el cierre de minas y centrales térmicas, por lo que ha abogado por llevar a cabo un «importante esfuerzo» para que se produzca «una verdadera transición justa».

Mañueco pide orientar los fondos europeos al mundo rural, la transición justa y lo digital