martes. 05.07.2022
ora
Una máquina de la ORA. MARCIANO PÉREZ

os conductores que han aparcado sus vehículos durante las últimas noches en el barrio pamplonés de la Txantrea han comprobado perplejos cómo en ocasiones las líneas azules de la zona de aparcamiento regulado (la zona azul, como se la conoce en la ciudad) han amanecido de nuevo de blanco o de diversos colores como por arte de magia.

Y no ha sido una noche, sino varias, las que se ha producido esta curiosa transformación en el color de las líneas de la ORA o zona azul de la Txantrea. ¿El motivo? Un barrio en "pie de guerra" contra la decisión municipal de implantar en esta zona de Pamplona el aparcamiento regulado.

El Ayuntamiento de Pamplona ha ido extendiendo durante los últimos años el aparcamiento por todos los barrios de la ciudad, un servicio que es gestionado por una empresa privada, cuyos vigilantes se encargan de controlar el pago por el estacionamiento, bien en los parquímetros o en la aplicación de móvil disponible para ello.

Coloquialmente se le llama "zona azul", pero la verdad es que las líneas, según las zonas, puedan ser tanto azules como rojas, naranjas o rojas y verdes. Aunque desde el Ayuntamiento de Pamplona se destacan los beneficios de la medida para la rotación de vehículos estacionados, lo cierto es que hay vecinos que no ven con buenos ojos la medida.

Entre ellos, los del barrio de la Txantrea, que, armados de cubos de pintura blanca y rodillos, han vuelto a pintar en varias ocasiones las líneas de color blanco como si aquí "no hubiera pasado nada". Sus incursiones en la zona azul para que deje de merecer tal nombre son ya objeto de canciones y vídeos que circulan por las redes sociales para indignación de algunos y regocijo de otros.

Su iniciativa, que ha sido calificada como un "sabotaje" por el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha provocado una insólita imagen, la de un potente dispositivo policial para vigilar que las líneas pintadas en la calzada no vuelvan a cambiar de color.

La oposición de los vecinos de este barrio a la zona azul, que entró en funcionamiento el 1 de septiembre, les ha llevado a recoger unas 5.000 firmas que demandan la apertura de un proceso de participación sobre la implantación de la ORA y recurrir al Defensor del Pueblo que ha respaldado su demanda en ese sentido.

Pero el rechazo al estacionamiento regulado ha ido más allá y se han producido ya desperfectos y pintadas en los parquímetros, en la señalética de la zona azul y en la oficina abierta para consultas y trámites sobre la ORA, que amaneció sellada con pegamento y silicona en la cerradura. Incluso los vehículos de los vecinos que tienen expuesta su tarjeta de aparcamiento han sufrido daños.

La noche del 2 de septiembre, un día después de su entrada en funcionamiento, la Policía Municipal de Pamplona detenía a dos personas que fueron sorprendidas "in fraganti" saboteando cinco parquímetros de la zona azul en la Txantrea, que quedaron inutilizados. Días después, un controlador de la ORA resultaba herido tras recibir el impacto de un perdigón en un costado.

De esta forma, con oposición vecinal, manifestaciones, recogida de firmas y sabotajes, continúa viva una polémica en torno a la implantación de la ORA en un barrio de Pamplona, donde desconocidos han pasado a la acción. Ellos son la explicación al misterio de las cambiantes líneas de la zona azul de la Txantrea. 

El misterio de las líneas de la ORA que cambian de color en Pamplona
Comentarios