jueves 28/1/21

Moncloa prepara una ventanilla única para acceder a subvenciones de la UE

Industria crea un registro de empresas interesadas en los fondos, que tendrán trato de favor
Pedro Sánchez en una conexión ‘online’ con los líderes del G-20. JOSÉ MARÍA CUADRADO JIMENEZ
Pedro Sánchez en una conexión ‘online’ con los líderes del G-20. JOSÉ MARÍA CUADRADO JIMENEZ

La «revolución administrativa» que avanzó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para agilizar la ejecución de los 140.000 millones de euros en fondos que corresponden a España del programa europeo de recuperación tras la covid-19 toma forma ya en un borrador de real decreto y que el Ejecutivo busca aprobar antes de final de año.

Un aspecto relevante para las empresas que quieran participar de los proyectos es que habrá una «ventanilla única» que en la práctica será un portal web que centralizará toda la información sobre los fondos y a través del que se tramitarán las solicitudes de participación en las convocatorias. Además, para agilizar la burocracia todo lo posible, se crearán pliegos-tipo con las cláusulas técnicas y administrativas de los contratos que se lancen.

Otro de los puntos fuertes del borrador del decreto ley por el que se aprueban medidas urgentes para la modernización de la Administración Pública y para la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia es la creación de los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y la Transformación Económica (Perte).

Se calificarán así los proyectos de calado que tengan capacidad de arrastre para el resto de la economía y que exigen la colaboración entre administraciones y de la administración con el sector privado.

El Consejo de Ministros se reserva la potestad de determinar si un proyecto es PERTE, o no, a propuesta del ministerio competente de cada actividad.

El Gobierno, de la mano del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, prevé la creación de un registro estatal de las empresas (y las instituciones públicas) interesadas en participar en los Perte. Las sociedades que estén involucradas en alguno de estos proyectos de cooperación público-privada se considerarán preferentes para la colaboración con todas las Administraciones, no sólo en relación con el proyecto en particular, sino que además se le tendrá en cuenta «de forma prioritaria para su nominación por España en relación con la participación en proyectos importantes de interés común europeo u otros programas europeos».

La inscripción en el registro de empresas, que Industria tendrá que poner en marcha en un plazo de tres meses desde la entrada en vigor del decreto ley, podrá considerarse como un requisito necesario para que una empresa pueda ser beneficiaria de subvenciones. Y constar en él también permitirá presumir que concurren razones de interés público o económico a efectos de la tramitación de subvenciones de concesión directa.

Antes de ponerse en marcha el registro de empresas participantes o interesadas en los Perte, en un mes tras la entrada en vigor del decreto, los departamentos ministeriales y el resto de organismos públicos encargados de la gestión de proyectos deberán tener elaborado un documento con la programación anual de los contratos necesarios para su desarrollo.

El decreto busca tanto la agilización de la concesión de subvenciones como la contratación. Así, en ambos se abre la posibilidad de usar la tramitación de urgencia para operaciones ligadas exclusivamente a los fondos europeos, lo que implica que se reducen a la mitad los plazos establecidos para el procedimiento ordinario, salvo los relativos a la presentación de solicitudes y recursos, para preservar la concurrencia y la competencia.

En los contratos, el tiempo para emitir los informes o para cumplimentar los trámites se limita a cinco días naturales, sin posibilidad de prórroga. Y el plazo de presentación de proposiciones será de quince días naturales desde la fecha del anuncio de la licitación. Además, se elevan los umbrales económicos para recurrir a los procedimientos abiertos simplificados, ordinario y abreviado, para que resulten aplicables a un mayor número de contratos. En las subvenciones se prevé simplificar los requisitos para su aprobación, así como la documentación que se habrá de presentar. E incluso se plantea el otorgamiento de subvenciones de concurrencia no competitiva.

El decreto también contempla flexibilizar la posibilidad de realizar pagos anticipados de los fondos comprometidos con carácter previo a su ejecución y justificación hasta un límite del 50% de la cantidad total a percibir. El uso de la tramitación de urgencia levanta ciertas suspicacias. Pero el Gobierno advierte de que la letra del borrador se puede modificar antes de su aprobación. Y un elemento que podría hacerlo es la Unión Europea, que pronto publicará sus sugerencias sobre la gestión administrativa de los fondos comunitarios.

Moncloa prepara una ventanilla única para acceder a subvenciones de la UE
Comentarios