viernes. 03.02.2023
Se reunirá con todos los partidos

Ortuzar desvela sus prioridades como nuevo presidente del PNV

Defiende las relaciones "a varias bandas" e intentará convencer a los partidos de que hay que "empujar" al Gobierno para salir de la crisis

El nuevo presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, afirma que sus prioridades al frente del partido jeltzale serán la crisis e impulsar un diálogo multipartito sobre cuestiones que van desde la paz y el derecho a decidir, a la conformación institucional y el sistema fiscal.

En una entrevista al diario Deia, recogida por Europa Press, Ortuzar indica que se siente fortalecido por haber sido elegido por unanimidad y señala, ante la decisión de haberse optado por un procedimiento abreviado para ser designado, que la política vasca exigía "no tener la presidencia vacante en un momento crítico", en que el Gobierno está empezando a trabajar y en el que hay sobre la mesa "negociaciones presupuestarias y la necesidad de hacer frente a planes de reactivación y lucha contra el desempleo".

Ortuzar no cree que pueda suscitar críticas el haber sido elegido por este procedimiento frente al habitual porque "tiene la misma legitimidad". "El partido está en una situación interna de franca y buena salud. En mí no hace ninguna mella, y creo que tampoco en el espíritu de nadie", asegura.

El líder jeltzale afirma que la capacidad de un presidente del EBB es "limitada" porque es el EBB el que toma las decisiones y, al no haber cambiado, "habrá cambios de estilo porque somos muy distintos en la forma de ser y explicarnos, pero la política será la misma y el funcionamiento no sufrirá grandes sobresaltos".

Prioridades
El presidente del EBB asegura que uno de sus ámbitos de será la crisis y otra prioridad el diálogo multipartito. Tras señalar que en Euskadi la violencia de ETA y sus consecuencias han hecho "casi imposible el diálogo político, y mucho menos el diálogo entre todos", subraya que hay una "nueva época en la que se puede abrir un diálogo sin exclusiones ni tabúes, desde la paz y el derecho a decidir, a nuestra conformación institucional y el sistema fiscal".

Además, apunta que tiene otra prioridad "de puertas adentro" que es la modernización del partido, la "pulsión constante" de lo que quiere la sociedad y abrir los batzokis "con especial atención" a la juventud y a la inmigración.

Ortuzar indica que su primera reunión será con el EBB este lunes y añade que después, sin prisa pero sin pausa, se reunirá con todos los partidos de Euskadi "sin ninguna exclusión" y también intentarlo con los agentes socioeconómicos, como sindicatos y patronales. Añade que su intención también es dirigirse a los partidos de ámbito estatal, y dirigirme también a los partidos de ámbito estatal.

Preguntado por quién puede ser el aliado preferente del PNV para los próximos años, afirma que se suele demostrar la geometría variable porque los partidos de la oposición "quieren tener exclusividad en la relación política".

"Yo creo que en el nuevo tiempo las relaciones tienen que ser a varias bandas, y no es por interés sino porque es necesario: la política vasca ha estado muy tensionada desde los extremos, ha habido muy poco diálogo político y ha habido ámbitos que han estado vedados y de los que solo podían hablar unos partidos. El PNV ha estado en el medio intentando que se hablara de todo con todos. Pero no ha sido así", señala.

En este sentido, cree que ahora al PNV como partido central le corresponde que "esas tensiones por los extremos aflojen". "Que podamos hablar con la izquierda abertzale de normalización y pacificación, pero también de la institucionalización del país, o de sanidad. Y lo mismo con el PP o el PSE. ¿Por qué no vamos a hablar con ellos del nuevo estatus? Una cosa es con quién hablamos, y otra con quién llegamos a acuerdos, pero vamos a poner primero los bueyes, y luego el carro", asegura.

Respecto a las relaciones con el PSE, afirma que los últimos años han sido de "desencuentro", aunque en ámbitos "más pequeños" han sido capaces de llegar a acuerdos, sobre todo, en Vizcaya. Por lo tanto, Ortuzar asegura que no le "asusta volver a encauzar las relaciones". "También podemos decirlo de la izquierda abertzale o del PP. Con todos hemos tenido unas relaciones de ida y vuelta", agrega.

Ortuzar indica que, de momento, no tiene programado un encuentro con el líder del PSE-EE, Patxi López, pero "lo normal es que lo tenga". "Mi idea es, como tenemos una relación lo suficientemente fluida, ver cuándo podemos estar juntos", apunta.

En relación a Bildu, Ortuzar cree que la coalición quiere que "compitan". Según Ortuzar, tras las elecciones municipales y forales, Bildu vio una foto de la sociedad vasca "que creía que era real pero al final era un espejismo". El líder jeltzale añade que entonces cambiaron la estrategia, "pisaron el acelerador", y, "en vez de querer condicionar al PNV en sus políticas, como ponía al principio en sus escritos, lo que han querido es sustituirlo".

"Pero en las autonómicas se han encontrado con la fotografía real, y les ha pillado con el paso cambiado. Están también un poco atenazados ante la necesidad de ir dando pasos pero manteniendo su coherencia interna en un momento en el que están aglutinando su opción política en torno a Sortu. Esos dos elementos le van a mantener en una indefinición sobre su camino sobre qué va a primar en su relación con el PNV", asegura.

Por otra parte, indica, respecto al Gobierno vasco, que habrá que ir tejiendo "complicidades y alianzas día a día" para que pueda sacar adelante sus proyectos. Ortuzar indica que eso se hace fundamentalmente en el Parlamento, y en mesas de partidos.

"Estamos para ayudarle. El Gobierno tiene las ideas claras, y vamos a intentar convencer a los otros partidos de que ese rumbo es el adecuado y de que hay que intentar empujar a este Gobierno para intentar salir de la crisis cuanto antes", asegura.

Presupuestos
Por otra parte, señala que como presidente del BBB ha hecho gestiones para que haya presupuestos en la Diputación de Vizcaya y en el Gobierno vasco.

"El PSE está utilizando esta cuestión para hacer valer su posición, porque ha salido tocado de los últimos procesos electorales. Se ha quedado con un poder institucional pequeño, pero es verdad que esa representación es determinante en algunos casos, y quiere poner en valor al máximo esa posición. Por eso ha hecho lo de Guipúzcoa, que además de demostrar que tiene capacidad de llegar a acuerdos con Bildu y hacer un eje de izquierdas, muestra a su gente que pinta en la política vasca", afirma

Ortuzar cree que, con ese nivel "de mayor exigencia" sobre el PNV que sobre Bildu, está trasladando al PNV que no va a "poder jugar" con él y que, "si queremos ir con ellos, será con ellos y, si queremos ir con Bildu, será con Bildu".

Por otra parte, indica que la izquierda abertzale está "a minar la credibilidad del PNV como buen gestor". "Cuanto más tarde y en peores condiciones aprobemos los presupuestos, mejor para ellos. Espero que todo esto deje de ser una táctica política para que, cuando estén los presupuestos encima de la mesa, podamos hablar con claridad", asegura.

Presos
Ortuzar afirma que no hubiera ido a la manifestación de Herrira por los presos, aunque no hubiera habido Asamblea Nacional del PNV y asegura que la izquierda abertzale tiene que hacer "algo más que manifestaciones". "Hablar claro a su gente y ser más valiente", añade.

Respecto a su sustitución como presidente del BBB, indica que son la bases las que proponen y que habrá una asamblea territorial la semana que viene en la que se arbitrarán fechas para todo el proceso.

Por último, apunta que se emocionó en la jura de Iñigo Urkullu como lehendakari recordando a su ama y también por el propio Urkullu.

"La ceremonia quedó muy bien. Hace tres años y medio, se hicieron gestos inadecuados. Lo pasé muy mal. Entrar en la Casa de Juntas y ver un guardia civil... Eso remueve", asegura.

Ortuzar desvela sus prioridades como nuevo presidente del PNV
Comentarios