lunes 23/5/22

El Gobierno asume ya que la renovación del Consejo General del Poder Judicial, pendiente desde hace más de tres años, no será tan rápida como pretendía. Una semana después de la primera reunión entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y el nuevo líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, los populares siguen sin designar un equipo negociador. En la Moncloa, sin embargo, se resisten a dar nada por perdido. «Nos han pedido tiempo y se lo hemos dado», apuntan.

El jueves, a su salida del encuentro con Sánchez, Feijóo afirmó que habían quedado en «retomar las conversaciones» y que lo harían «rápido». La fórmula y el verbo a emplear fueron, en realidad, pactados a propuesta del jefe del Ejecutivo, según explicó él mismo en una conversación informal con los periodistas que le acompañaron en su viaje a Rabat para sellar el fin de la última gran crisis diplomática con Marruecos. Ambos estaban interesados en trasladar el mensaje de que abogan por pactos de Estado, pero en ninguna materia había habido, realmente, un acercamiento sustancial de posturas. Feijóo tardó poco en rebajar las expectativas creadas sobre la renovación del órgano de gobierno de los jueces. No sólo porque insistió en que el Ejecutivo debe adquirir el «compromiso» de cambiar el método de elección de manera que sean los jueces y no las Cortes Generales los que designen a los doce vocales de extracción judicial, sino porque dejó claro que no cree que la cuestión sea «prioritaria».

Los pactos esperan a Feijóo