viernes. 02.12.2022
La Fele pide a la Subdelegación del Gobierno que vele por los derechos de los ciudadanos que quieran trabajar HUELGA GENERAL

Las pérdidas para la economía de León del 20-J serán de 21 millones

El presidente de la Fele, José Elías Lobato, manifestó ayer que el coste de la huelga del 20 de junio para la provincia
El presidente de la Fele, José Elías Lobato (derecha), en una foto de archivo
El responsable de la CEOE en la provincia declaró ayer que el decreto aprobado por el Gobierno -al que calificó de decretín- no trata sino de acabar con la cultura del desempleo y de ayudar a todos los parados que realmente quieren trabajar. «La huelga general no se justifica en esta reforma», señaló. Para apoyar su tesis se refirió al gran número de empresarios que cada día demandan trabajadores sin éxito. «No se puede permitir que un desempleado renuncie a un trabajo porque no esté cerca de su residencia», dijo. José Elías Fernández Lobato recordó que el coste que la huelga tendrá en la provincia será alto -3.500 millones de pesetas- y declaró que sólo en salarios y cotizaciones se perderán cerca de 2.300 millones de pesetas. Por otro lado, Lobato apuntó que el próximo lunes mantendrá una reunión con el subdelegado del Gobierno para trasladarle la preocupación de la actuación de los piquetes. «De la misma manera que debe respetarse el derecho de los trabajadores a secundar la huelga, los sindicatos y los mal llamados piquetes informativos deben darse cuenta de que tienen que dejar que quien quiera ejercer su derecho al trabajo lo haga», añadió. Esta es la razón por la que consideran esencial que se articulen las medidas necesarias para que no se produzcan violaciones de la libertad de los ciudadanos. Asimismo, apoyó la decisión del Gabinete de Aznar de desarrollar una ley que regule los servicios mínimos, para que de esta manera el respeto individual sea un hecho. «De nada sirve que alguien quiera trabajar si no tiene la posibilidad de hacerlo porque determinados sectores estratégicos como las telecomunicaciones, la energía, la salud o los transportes no cumplen los servicios esenciales», destacó. En este sentido, recalcó que la asociación que preside aconsejará a las empresas que abran sus puertas el día 20, al tiempo que afirmaba que la huelga no se realizaba contra la Patronal, sino contra el Gobierno. «Sin embargo, los que vamos a sufrir las consecuencias somos nosotros», lamentó.

Las pérdidas para la economía de León del 20-J serán de 21 millones
Comentarios