lunes 30/11/20
Más reacciones

Plataforma por una Banca Pública se opone a la fusión de Bankia con Caixabank

Imagen tomada este viernes de la sede social de Caixabank, situada en el edificio histórico del antiguo Banco de Valencia. MANUEL BRUQUE
Imagen tomada este viernes de la sede social de Caixabank, situada en el edificio histórico del antiguo Banco de Valencia. MANUEL BRUQUE

La Plataforma por una Banca Pública, una organización ciudadana centrada en impedir que Bankia salga de la esfera pública, ha manifestado su rechazo a la fusión con Caixabank y ha defendido que su existencia como banco público con una gestión independiente y profesional garantiza una mayor competencia en el sistema financiero.

También argumenta que la actividad de Bankia debe de encaminarse a contribuir a la reconstrucción de la economía española y a crear puestos de trabajo, "no a crear más paro con los despidos".

Para esta plataforma, Bankia es un activo de los ciudadanos que no debe ser objeto de privatización y que debe ofrecer servicios básicos bancarios en todo el territorio nacional.

Bien común

Sostiene que por encima del objetivo de aumentar la rentabilidad de la banca privada está la defensa del interés general

Tras señalar que la fusión equivale a una absorción de Bankia por Caixabank, advierte de que así se pierde la posibilidad de que España tenga una banca pública que contribuya a promocionar todos los territorios.

En un comunicado, sostiene que por encima del objetivo de aumentar la rentabilidad de la banca privada está la defensa del interés general que una Bankia pública puede ofrecer, al financiar las inversiones allí donde se necesiten.

Mayor concentración

También subraya que el sistema financiero español ya presenta un grado de concentración superior al del resto de países de la Eurozona y que también se caracteriza por una menor presencia de la banca pública.

La plataforma reclama que Bankia mantenga su carácter de banco público, incluso ve congruente adquirir la totalidad de acciones privadas por su reducido coste actual (alrededor de 1.000 millones de euros) respecto a los beneficios que podría generar su continuidad.

En esa línea lamenta que la fusión -que daría lugar al primer banco español por activos y sería la operación de mayor envergadura en el sector en las últimas dos décadas- debilite la posición patrimonial del Estado.

Plataforma por una Banca Pública se opone a la fusión de Bankia con Caixabank
Comentarios