domingo. 29.01.2023

Hace doce meses Podemos ni siquiera aparecía en las encuestas y en los días previos a las elecciones de mayo apenas unas pocas le daban la posibilidad de entrar en el Parlamento de Estrasburgo con un eurodiputado. Ahora inicia 2015, un año en el que se celebrarán municipales, autonómicas y generales, en disposición de pelear la victoria a PP y PSOE, los partidos que han gobernado el país durante los últimos 31 años.

El último estudio del CIS sitúa a la formación liderada por Pablo Iglesias en el primer puesto de ránking del voto directo nacional, aunque después de la ‘cocina’ se quedaría tercero, a cinco puntos del PP y 1,4 de los socialistas. Una diferencia, dicen fuentes del novel partido, recortable en los once meses que faltan hasta la convocatoria de las legislativas.

En el mapa autonómico, sin ni siquiera haber presentado los cabeza de cartel con los que concurrirá en mayo, distintas encuestan señalan que Podemos puede aspirar a formar gobierno en algunos territorios. En Navarra, una comunidad de tradición conservadora, el último sondeo oficial sitúa a esta fuerza en primera posición con un 35,5% de la intención de voto, 15 puntos por encima de Bildu, segundo.

Aunque en el País Vasco no tocan autonómicas hasta 2016, el Euskobarometro coloca ya a Podemos como segunda fuerza del Parlamento autonómico a apenas un escaño del PNV. Ante un eventual adelanto electoral en Cataluña la formación creada hace un año se convertiría en la sexta fuerza del Parlament. La sorpresa en esta comunidad sería sin embargo en unas generales, donde resultaría el partido más votado. Está por calcular el efecto que tendrá la irrupción en Andalucía y Aragón de pesos pesados de la formación como son los eurodiputados Teresa Rodríguez y Pablo Echenique.

El auge de Podemos como partido va uncido al de su secretario general. Aunque aún no se ha preguntado por él en el CIS al no ser parlamentario nacional, Iglesias ha repetido a lo largo de los últimos meses como el líder mejor valorado por los españoles.

Pese a las excelentes perspectivas electorales, en Podemos la única consigna es la de la cautela. Es una palabra a la que alude constantemente Carolina Bescansa, profesora de Metodología en la Universidad Complutense y secretaria de Análisis Político y Social de la ejecutiva de la formación. Sobre las diferentes encuestas que han salido a la luz en los últimos meses Bescansa advierte de que, aunque positivas para su partido, no se pueden comparar dadas las distintas metodologías usadas para elaborar unas y otras. Y como experta muestra su decepción con los últimos trabajos del CIS.

Podemos se sitúa en lo alto de las encuestas pero se pide cautela
Comentarios