domingo. 03.07.2022

La policía detiene a cinco menores por la violación en grupo a dos niñas

La Fiscalía pide el internamiento de cuatro de los adolescentes implicados en la agresión sexual
                      Casi un centenar de familiares de los cinco detenidos acudieron a los juzgados de Valencia. PERE TARRACH
Casi un centenar de familiares de los cinco detenidos acudieron a los juzgados de Valencia. PERE TARRACH

La Policía Nacional detuvo ayer a cinco chicos de entre 15 y 17 años por su supuesta relación con una violación en manada y una agresión sexual sufridas por dos niñas de 12 y 13 años en Burjassot, Valencia.

La Unidad de Atención a la Familia y Mujer (Ufam) de la Policía Nacional investiga el caso. La violación grupal a una niña de 12 años y una violación individual a otra menor de 13 ocurrieron en el mismo lugar, después de que las niñas quedaran con dos jóvenes a través de la red social Instagram.

Una de las niñas fue violada por uno de los jóvenes tras lo que logró abandonar la casa y avisar a una amiga, que alertó a sus padres de lo que pasaba. Otros cuatro jóvenes amigos de los dos primeros acudieron al lugar y habrían violado en grupo a la otra niña. El inmueble donde sucedieron los hechos está al lado de un parque frecuentado por adolescentes.

La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero, dijo ayer que no es posible que sigan pasando agresiones sexuales y reclamó actuaciones contundentes para educar en valores a los adolescentes.

«Triste noticia», lamentó Calero, que añadió que no existe una educación sexual en condiciones y «no puede ser» que los adolescentes se eduquen en el sexo «en base a la pornografía», y ha recordado que la ley del aborto también incide en la educación sexual.

«Desde Educación tenemos que actuar más contundentemente, es el momento de coger el toro por los cuernos, no es posible que esto siga pasando», ha reiterado en declaraciones a los medios de comunicación.

El Ayuntamiento de Burjassot condenó la presunta agresión sexual y, a través de su alcalde, Rafa García, se puso a disposición de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y de la Justicia para lo que sea necesario para esclarecer este posible nuevo caso de violencia sexual.

«Ni una más, no es admisible la violencia contra las mujeres. Nunca. Estaremos y estamos con las víctimas de cualquier violencia o agresión sexual, defendiéndolas y ayudándolas en todo lo que sea necesario. Confiamos en la Justicia y en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado», dijo el alcalde.

En un comunicado, el consistorio valenciano indicó ayer que cuenta con un importante equipo de trabajo de Servicios Sociales, incluidas las áreas de Igualdad, e Infancia y Menores, que desde hace años desarrolla proyectos de concienciación, programas contra la violencia de género y educación en valores, además de programas para el buen uso de las redes sociales y proyectos de infancia.

La policía detiene a cinco menores por la violación en grupo a dos niñas
Comentarios