viernes 28/1/22

La Policía reactivará la búsqueda de Antonio Anglés por el asesinato de las niñas de Alcàsser

La jueza de Alzira autoriza la utilización del perfil del fugitivo para solicitar la colaboración ciudadana por toda Europa
angles
angles

Vivo o muerto, Antonio Anglés Martins sigue siendo uno de los criminales más buscados en todo el mundo. El Grupo de Localización de Fugitivos de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) Central de la Policía Nacional prepara una campaña divulgativa a nivel europeo para reactivar la búsqueda del presunto autor material del triple crimen de las niñas de Alcàsser.

Tras pedir autorización a la magistrada de Alzira que recibió el traspaso de la causa, la Policía solicita ahora la colaboración ciudadana para tratar de localizar alguna pista sobre el paradero del prófugo.

En un escrito al que ha tenido acceso este periódico, la Comisaría General de Policía Judicial solicitó al Juzgado de Instrucción número 6 de Alzira que le comunicara si había "algún impedimento para el uso del perfil de Anglés de modo público".

Un día después de recibir la petición, la jueza dictó una providencia en la que afirma que no hay ningún inconveniente por su parte, por lo que la campaña de la Policía Nacional y Europol comenzará en los próximas días con la difusión de varias fotos del prófugo, las identidades falsas que utilizaba en la década de los 90, la descripción de sus tatuajes, sus señas y otros datos personales.

La investigación para intentar localizar al prófugo se ha reactivado después de que el capitán del 'City of Plymouth', el buque donde se pierde la pista de Anglés, afirmara en una entrevista televisiva que un miembro de la tripulación podría haber ayudado al fugitivo a escapar en 1993 en la bahía de Dublín.

El 27 de enero de 1993, dos apicultores encontraron los cadáveres de Míriam, Toñi y Desirée en la partida de La Romana en Tous. Las tres adolescentes habían desaparecido dos meses antes, y Miguel Ricart fue el único condenado por las violaciones y asesinatos de las niñas. Según la investigación de la Guardia Civil y la sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia, Anglés fue el autor material del triple crimen.

Cuatro cercos

Tras el hallazgo de los cadáveres y la detención de Ricart, el otro presunto asesino huyó y logró eludir hasta cuatro cercos policiales en la ciudad de Valencia, Alborache, Benaguasil y Vilamarxant. La Guardia Civil y la Policía Nacional recuperaron la pista de Anglés en el Puerto de Lisboa y el barco 'City of Plymouth', donde el prófugo fue encerrado en un camarote, aunque consiguió escapar otra vez en la bahía de Dublín.

El capitán del buque insinuó a un periodista del programa 'Equipo de Investigación' (La Sexta) que un miembro de su tripulación había ayudado a escapar al criminal, pero no facilitó el nombre del marinero. Tras la emisión de la entrevista, una de las acusaciones personadas en el caso pidió a la jueza de Alzira que reabriera la investigación para desentrañar qué sucedió en la huida de Anglés y buscar nuevas pistas sobre su paradero. El capitán detalló que cuando el 24 de marzo de 1993 la Policía subió al buque, el fugitivo ya no estaba dentro. Primero se le metió en un "cuartucho", después en un camarote vacío encerrado con llave y con gente "cerca vigilando", pero escapó en una barca hinchable que debió dejar caer al mar desde siete metros de altura, indicaba el capitán en la entrevista.

Un avión francés localizó al polizón en la barca, tras un mensaje de radio, lo subieron de nuevo a bordo y lo volvieron a meter en el mismo camarote, en el que "atrancaron" ventanas y puerta con tablas. "Era imposible que él abriera la puerta desde dentro", apuntaba el capitán en esa entrevista.

Sin embargo, cuando llegó la Policía tras atracar en Dublín, se había ido. "Alguien tuvo que dejarle salir", indicaba el capitán.

La Policía reactivará la búsqueda de Antonio Anglés por el asesinato de las niñas de...
Comentarios