sábado. 28.01.2023

En el juego de estrategia en el que se ha convertido la política española tras los comicios del 20 de diciembre, el movimiento táctico de Mariano Rajoy, su renuncia a someterse ahora a la investidura, puede convertirse en un arma de doble filo para el propio presidente. Si bien el jefe del Ejecutivo confía en que el PSOE impida a Pedro Sánchez aliarse con Podemos, algunas fuentes del PP apuntan a la posibilidad de que los socialistas apuesten fuerte por un Gobierno junto a Ciudadanos. Y en ese caso, los populares se verían en la tesitura de facilitar o no un Ejecutivo que ya no sería «de radicales e independentistas».

En la cúpula del partido rechazan participar en esta operación. «No nos abstendremos para posibilitar que el PSOE gobierne con Ciudadanos», advierte de entrada un dirigente nacional del PP. Pero las voces que contemplan este escenario alertan de que una oposición rotunda a un pacto de los socialistas y Albert Rivera podría condenar a los populares a la «extrema derecha» del Parlamento. «La investidura está en el centro», avisan varios veteranos del PP, que instan a la dirección a olvidarse de la opción remota e «inverosímil» de que el PSOE se abstenga para consolidar a Rajoy una legislatura más en La Moncloa.

El viernes fue Esperanza Aguirre la que recordó al jefe del Ejecutivo, sin nombrarlo, que es el momento de construir un Gobierno de populares, socialistas y Ciudadanos. La operación podría facilitar, además, según voces de la formación, una salida «digna y ordenada» a Rajoy. «No y no» fue la respuesta de la cúpula en la calle Génova. Ni la cabeza de Rajoy está sobre la mesa para facilitar un acuerdo a tres bandas ni se contempla dejar La Moncloa al PSOE. «Antes que abstenernos para que gobierne Sánchez, vamos a elecciones», aseguran.

El PP descarta un Gobierno del PSOE para frenar un pacto con Podemos
Comentarios