domingo 13/6/21
Encuesta DYM para Diario de León

INTERACTIVO | El PP neutraliza a Sánchez y podría gobernar, pero con Vox

El ‘efecto Ayuso’ impulsa a Pablo Casado, que lograría 126 escaños, y frena el ascenso de la extrema derecha aunque la necesita para lograr la mayoría absoluta El PSOE sufre un fuerte retroceso y Yolanda Díaz no catapulta a Podemos Los encuestados se oponen a que se cobre por circular por las autovías y suspenden la gestión del Gobierno en Ceuta

El ‘efecto Ayuso’ traspasa el 4-M. El resultado de las elecciones en Madrid, en donde la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, barrió a los tres partidos de izquierdas y contuvo el avance de la extrema derecha, catapulta ahora al PP nacional. Su líder, Pablo Casado, acaricia el poder. Algo que no había conseguido en ninguna encuesta. Hasta ahora.

Casado es más líder desde el 4 de mayo. Crece en votos y también en percepción pública. El PP lograría 126 escaños, en la parte más alta de la horquilla, 37 diputados más de los que tiene actualmente en el Congreso, y supera con amplitud al PSOE, que perdería 17 escaños y pasaría de 120 a 103, según la encuesta de DYM para Diario de León.

El impulso que Ayuso ha dado al Partido Popular se refleja también en la contención de Vox, que prácticamente repite resultados o crece ligeramente, de los 52 escaños que tiene a una horquilla que va de 53 a 57. Casado necesita 39 diputados para lograr la mayoría absoluta. El Gobierno sólo lo alcanzaría con un pacto con la extrema derecha. Pero incluso con los datos menos favorables de la encuesta, PP y Vox lograrían juntos votos suficientes para llegar a la Moncloa.

El retroceso del PSOE

El sondeo de DYM muestra un claro retroceso del PSOE (que pierde el 3,8% de los votos), el ascenso del PP que gana un 7,1%), y el estancamiento de Vox (que apenas logra crecer un 0,8%). El relevo en Unidas Podemos y la llegada de Yolanda Díaz no mejora las expectativas del partido morado, que pasaría de 35 escaños a 22 y perdería 3,7 puntos (la tónica de los dos partidos de la coalición de Gobierno) pese a que la ministra de los Erte es la política mejor valorada —seguida por Pablo Casado y superando al presidente del Gobierno—, aunque todos suspenden y no sacan más de un 3,64. Más País, el partido de Íñigo Errejón, recoge la pérdida de votos de Podemos y duplicaría resultados, de tres a seis asientos en el Congreso de los Diputados, en línea con la tendencia mostrada el 4-M en Madrid, donde se convirtió en el segundo partido en la Asamblea, dando el ‘sorpasso’ al PSOE.

La encuesta deja a Ciudadanos en una situación aún más delicada de la que tiene, con tres diputados frente a los 10 que obtuvo en las elecciones de 2019, que ya fueron un gran batacazo.

Iglesias y Rivera son el pasado 

Que Pedro Sánchez está a la baja queda patente en otra respuesta de los encuestados: el Gobierno apenas logra un 3,6 de nota media.

Tampoco el ya exlíder de Podemos, Pablo Iglesias, sale mejor parado en el sondeo. El 51,8% de las personas encuestadas por DYM creen que Iglesias ha sido perjudicial o muy perjudicial para la política española, una opinión que es mayoritaria entre los votantes de Vox. Sólo el 22,9% cree que el país ha salido beneficiado con él. Empatados quedan los que creen que la crispación política disminuirá ahora que se ha ido (un 41,8%), y los que creen que todo seguirá igual (el 44,9%). Rotundo es en cambio el resultado de los que creen que la salida de Iglesias del Gobierno es beneficioso para Pedro Sánchez: el 62% (mayoritariamente votantes de derechas).

El perfil de otro político que ha abandonado la vida pública, Albert Rivera, queda completamente diluido. Sólo el 28,2% de los encuestados considera que su incorporación al PP sería positivo.

La política del Gobierno con los presos del ‘Procés’ cosecha un rotundo suspenso. Sólo el 22,1% cree que el Ejecutivo de Sánchez debería conceder el indulto, aunque entre los catalanes ese porcentaje sube al 65,1%.

No a cobrar en las autovías 

El programa económico de Pedro Sánchez, con la subida de impuestos incluida, no convence a los encuestados. El 56,5% no cree que España vaya a ser el país de la UE que más crezca este año. La subida de impuestos para hacer frente al gasto público y la deuda provocadas por la pandemia deja un panorama esclarecedor: la medida estrella del Gobierno, la de cobrar un peaje por el uso de las autovías, concita un rotundo rechazo del 71,5% de los consultados. Igual de rotunda es la negativa a incrementar la cuota de los autónomos (que sólo aprobaría un 5,9 %) o subir el IRPF (lo apoya un 6%). Los encuestados serían más partidarios de subir los impuestos directos al tabaco y las bebidas alcohólicas, una medida que contaría con el apoyo del 44,2% —al que habría que sumar un 23,1% que se muestra tibio— y, como segunda opción para recaudar más impuestos, la de eliminar el IVA reducido de algunos productos, que lo apoya un 28,8%. Entre las medidas propuestas para reducir el gasto público, los encuestados son partidarios en primer lugar de reducir ministerios, autonomías y empresas públicas (el 45,3%) y congelar o reducir el número de funcionarios (un 18,9%).

Sobre la gestión de la pandemia, el 49,6% de los encuestados cree que el estado de alarma debería haberse prorrogado más tiempo (lo piensan sobre todo los votantes del PP y Unidas Podemos mientras que los electores de Vox creen que debería haber acabado antes del 9 de mayo). El 59,4% cree que debería haberse centralizado más la gestión tras el estado de alarma.

El efecto de las vacunas se refleja también en la encuesta: el temor a un contagio del coronavirus ha pasado del 53,5% al 33,2%. El miedo se ha desplomado entre la población mayoritariamente vacunada: la que tiene entre 66 y 75 años.

El Gobierno suspende (55,4%) en la gestión de la crisis diplomática, migratoria y d e fronteras con Marruecos aunque es mayoritaria la opinón de que debería haber tenido más apoyo de la oposición (el 79,3%). Y mayor es aún el porcentaje de quienes creen que Marruecos no es un socio leal ni fiable para España: el 89% de los encuestados.

Información ampliada en otros gráficos

INTERACTIVO | El PP neutraliza a Sánchez y podría gobernar, pero con Vox