lunes 19/4/21

El PP se pliega a Sánchez para repartirse RTVE en el primer pacto en seis años

Sale Rosa María Mateo y el nuevo presidente es José Manuel Tornero, que pone fin a dos años de interinidad
El presidente del PP, Pablo Casado, se dirige en el Congreso de los Diputados a Pedro Sánchez. MARISCAL

Ayer estaba señalado en rojo en el calendario como jornada clave para acabar con un bloqueo institucional que ya dura más de dos años por el desacuerdo de los principales partidos, el PSOE y el PP, que han pactado renovar RTVE y siguen cerrando flecos sobre el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

A primera hora de la mañana y poco antes de la votación prevista en el Congreso sobre este asunto, socialistas y populares (más Unidas Podemos y PNV) dieron a conocer el pacto sobre los diez nombres del próximo Consejo del ente público, que presidirá el periodista y catedrático José Manuel Tornero, poniendo fin a más de dos años de interinidad de la dirección de Rosa María Mateos.

La pretensión del Gobierno era que el previsible acuerdo para la televisión pública sirviera para desatascar el resto de las negociaciones bloqueadas, es decir, el órgano de gobierno de los jueces, el Tribunal Constitucional, el Defensor del Pueblo, el Tribunal de Cuentas o la Agencia Española de Protección de Datos.

Pero ese acuerdo aún no se ha producido y la clave está en el CGPJ, en funciones desde diciembre de 2018 y que ayer ha aplazado los nombramientos que tenía previsto aprobar a la espera de que lleguen a buen puerto las negociaciones y se pueda consumar la renovación.

Perfil bajo

Los principales negociadores mantienen un perfil bajo y confían en un acuerdo en los próximos días, en tanto que Unidas Podemos reitera públicamente que no está fuera de juego (como demuestra su presencia en el acuerdo sobre RTVE), cuando su exclusión es una de las exigencias fundamentales de los ´populares’ para cerrar el pacto.

Las claves para que salga adelante no están en el reparto de pesos (se da por hecho el 10-10, de los que los socialistas cederían dos plazas a Unidas Podemos y el PP una al PNV), sino en los nombres (el PP vetaría a José Ricardo de Prada, uno de los jueces de la Gürtel, y a Victoria Rosell, delegada contra la Violencia de Género, por considerarlos elecciones de Podemos) y en la presidencia, que previsiblemente recaerá por vez primera en una mujer.

En este último caso, la discreción es mayor que en diciembre de 2018, cuando se anunció la elección de Manuel Marchena como presidente del CGPJ y del Supremo a pesar de que esa designación compete a los vocales del órgano de gobierno de los jueces. Entonces, el acuerdo se frustró cuando todo parecía atado y bien atado y los elegidos (incluido De Prada) habían comenzado a comparecer en el Congreso de los Diputados para su preceptivo examen de idoneidad.

Ahora, superadas las elecciones catalanas, el escenario parece propicio para corregir una anomalía como el bloqueo de varios órganos constitucionales y los principales partidos implicados se muestran optimistas y eluden las declaraciones públicas.

Cs, Vox, Bildu y la CUP no votan

El acuerdo relativo a RTVE ya ha pasado el primer filtro del Congreso con una amplia mayoría de 249 votos a favor y diez abstenciones, aunque con la negativa a votar de Vox, Ciudadanos, EH Bildu y la CUP en señal de protesta por el reparto de cargos entre los principales partidos del hemiciclo.

Además de a Pérez Tornero, el Congreso ya ha votado para RTVE a Elena Sánchez Caballero, José Manuel Martín Medem, Carmen Sastre, Jenaro Castro y Juan José Baños. La tramitación continuará en el Senado para votar a los cuatro vocales que le corresponden, aunque ya se ha pactado que sean Ramón Colom, Concepción Carmen Cascajosa, Roberto Lakidain y María Consuelo Aparicio.

El PP se pliega a Sánchez para repartirse RTVE en el primer pacto en seis años
Comentarios