sábado. 13.08.2022

El PP no urgirá el adelanto electoral pese al ‘efecto Moreno’ en Andalucía

En Génova creen que el tiempo juega a su favor para ir labrando una mayoría lo más amplia posible contra Sánchez y frente a Vox
                      Alberto Núñez Feijóo, el sábado en un mítin en La Coruña. B. C
Alberto Núñez Feijóo, el sábado en un mítin en La Coruña. B. C

La incontestable victoria en Andalucía era la gran demanda del PP desde que Alberto Núñez Feijóo llegó a la Presidencia del partido a primeros de abril. El gallego, acostumbrado a encadenar mayorías absolutas en su tierra, tuvo claro desde que aterrizó en Génova que ese era el camino que quería recorrer con los suyos. Reclamó una y otra vez durante la campaña «una mayoría amplia, estable y contundente» como la que tenía él en la Xunta.

Y Juanma Moreno se la facilitó, con los 58 escaños logrados de los 109 que integran el Parlamento autonómico. «Estas elecciones han sido en clave andaluza, pero todo el mundo sabe que había también un deseo de sacarle tarjeta roja a Pedro Sánchez», dijo el candidato a la reelección en la Junta, convencido de que su triunfo abre una vía para reagrupar al centroderecha «por el carril central» que les puede llevar pronto a la Moncloa. En Génova reconocen que van por el «buen camino», como afirmó el propio Feijóo la semana pasada ante la plana mayor del partido, que el aire demoscópico sopla a su favor- las últimas encuestas de Sociométrica y Sigma Dos les otorga una ventaja de ocho puntos y 50 escaños sobre el PSOE- pero rechazan caer en «triunfalismos». «El cambio va a ser tranquilo», insisten las fuentes consultadas. Creen que el 19-J ha sido «un punto de inflexión» y ven muy difícil que Pedro Sánchez remonte. «Dentro de dos semanas reflexionan-estará peor». El batacazo electoral, los juegos de espía del Pegasus, el cisma con Argelia y, especialmente, la deriva económica del país cimientan el sentimiento de fin de ciclo.

Aún así, en la cúpula del PP no lanzan las campanas al vuelo y miden al milímetro los pasos a seguir convencidos de que el tiempo juega a su favor para ir labrando una mayoría lo más amplia posible contra Sánchez y frente a Vox, al que ven «descapitalizado» tras el frenazo en Andalucía. El empeño ahora está en «seguir trabajando» y no equivocarse. «En ningún caso, vamos a pedir el adelanto electoral», aseguran en Génova. No hace ni tres meses que Feijóo fue elegido presidente nacional del PP, y en este corto tiempo ha conseguido cerrar una crisis, coser las heridas internas, reiniciar al partido y enfrentarse a su primera prueba de fuego electoral. Y todo con nota.

Le avalan, señala un dirigente territorial, su «figura», su «experiencia contrastada» y su política de ‘no intromisión’. A diferencia de su antecesor, Pablo Casado, que era «inseguro» y «ambicioso», el gallego «deja hacer», resume esta fuente.

En las filas populares existe la convicción de que se llegará a la Moncloa con una estrategia «centrista», sin caer en el insulto, con un proyecto «creíble» y una «alternativa de mayorías, centrada y preparada para dar a España el Gobierno que necesita».

El PP no urgirá el adelanto electoral pese al ‘efecto Moreno’ en Andalucía
Comentarios