viernes 28.02.2020

El PP no ve posible renovar ahora con el Gobierno la composición del CGPJ

No hay margen para que Gobierno y PP negocien en el corto plazo la renovación pendiente del Consejo General del Poder Judicial. Si los puentes estaban ya maltrechos, ahora mismo son prácticamente intransitables. Los populares fundamentan su rechazo a actualizar, en este momento, el órgano de gobierno de los jueces en la desconfianza que, aseguran, les inspira Pedro Sánchez. La designación de Dolores Delgado como fiscal general ha funcionado, además, como elemento cohesionador en el partido, donde fuentes territoriales subrayan el «error» de ese nombramiento y respaldan que Génova deje congelado un posible pacto. El mandato del actual CGPJ expiró en diciembre de 2018 y su composición fue aprobada en 2013, cuando el PP contaba con mayoría absoluta y Mariano Rajoy tenía a Alfredo Pérez Rubalcaba por interlocutor. En realidad, hace poco más de un año, un mes antes de que el plazo venciera y con Sánchez ya en la Moncloa, socialistas y populares intentaron un pacto que pasaba por una mayoría de vocales de perfil progresista y por que la presidencia la asumiera el magistrado del Supremo Manuel Marchena. La negociación se frustró.

Los populares esperaban del CGPJ un pronunciamiento contrario a la idoneidad de la candidata. Y dado que el órgano se limitó a constatar que cumple los requisitos legales, en las filas conservadoras instaron a la exministra a renunciar. El partido recurrirá su nombramiento en el Supremo.

El PP no ve posible renovar ahora con el Gobierno la composición del CGPJ