martes. 05.07.2022
Díaz Ayuso conversa con los nuevos consejeros, entre ellos el leonés Enrique López. JUAN CARLOS HIDALGO

El nuevo Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha echado a andar ayer con la toma de posesión de los consejeros y con concesiones a Vox, al abrirse a modificar las leyes LGTBI regionales y registrar el grupo parlamentario del PP una reforma de la ley de Telemadrid.

En el día en el que los nueve consejeros del Ejecutivo regional han tomado posesión, Ayuso ha atendido parcialmente las propuestas lanzadas por Vox el día del debate de investidura, a quien otorgaron su apoyo para su reelección, mientras que el partido de Rocío Monasterio ha cambiado de opinión y no apoyará reactivar la comisión de investigación sobre residencias impulsada por la izquierda y a la que se oponía el PP.

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, exigió el viernes a Ayuso durante la investidura que derogue las leyes LGTBI y que cierre el canal autonómico Telemadrid porque, a su juicio, «no es un servicio público» sino «un pozo sin fondo».

Ayuso ya anunció el sábado que estudiará una posible reforma de Telemadrid y «qué aspectos» pueden ser mejorados de las leyes LGTBI, aprobadas durante el mandato de Cristina Cifuentes, y este mismo lunes el grupo parlamentario del PP en la Asamblea de Madrid ha registrado una proposición de ley para modificar la norma.

El PP plantea en la primera ley registrada esta legislatura que «los miembros del Consejo de Administración de Telemadrid serán elegidos por la Cámara regional de entre los propuestos por los grupos parlamentarios» como «mejor garantía de la independencia, neutralidad y objetividad de la televisión pública madrileña».

También propone que el mandato del director general será de cuatro años, renovables, contados desde su nombramiento, frente a los seis años previstos en la Ley de 2015.

En rueda de prensa tras la primera reunión del Consejo de Gobierno, el portavoz del Ejecutivo regional y consejero de Educación, Universidades y Ciencia, Enrique Ossorio, defendió la necesidad de reformar la ley de Telemadrid, una empresa pública que «tiene que trabajar con transparencia, eficacia», y que el Ejecutivo quiere que funcione con «independencia, neutralidad y objetividad».

Además, el nuevo Ejecutivo de Ayuso se mostró dispuesto a modificar la Ley de Protección Integral contra la LGTBifobia y la Discriminación por Razón de Orientación e Identidad Sexual y la Ley de Transexualidad por contener artículos que podrían ser «revisables», según ha expresado Ossorio.

La Real Casa de Correos acogió el acto de toma de posesión de los nueve consejeros del Gobierno de Ayuso, al que la nueva consejera de Familia, Juventud y Política Social, Concepción Dancausa, del ala conservadora del PP, ha acudido en silla de ruedas con un pie escayolado.

EL EQUIPO

Dancausa es una de las nuevas incorporaciones al Gobierno madrileño, junto a Carlos Izquierdo como nuevo consejero de Administración Local y Digitalización y Marta Rivera de La Cruz, que vuelve como consejera de Cultura y Turismo, cartera que ocupó en el anterior Ejecutivo de coalición con Ciudadanos, y a la que suma Deportes. Enrique Ruiz Escudero seguirá ejerciendo como consejero de Sanidad y otros dos se consolidan como hombres fuertes en el Ejecutivo: el leonés Enrique López como consejero de Presidencia, Justicia e Interior y Enrique Ossorio como consejero de Educación, Universidades, Ciencia y portavoz del Gobierno.

Paloma Martín ejercerá como consejera Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura; Javier Fernández-Lasquetty se encargará de la cartera de Economía, Hacienda y Empleo, mientras que David Pérez asumirá Transportes e Infraestructuras.

«España nos mira con esperanza y con ilusión y, por eso, debemos estar a la altura, una vez más», declaró la dirigente popular, quien ha apostado por que la región siga siendo «una región humana, solidaria, generosa, abierta, universal y valiente», proclamó Ayuso.

Primeras concesiones a Vox de Ayuso: Telemadrid y LGTB
Comentarios