jueves 1/10/20

Prohíben acercarse a 500 metros del Congreso a cinco manifestantes

Están acusados de agredir y lesionar a . once policías y atentar contra el patrimonio .

El juzgado de instrucción número 1 de Madrid emitió un auto novedoso en cuanto a las medidas que establece, y por las que se prohíbe a cinco de los arrestados durante la manifestación del pasado 14 de diciembre en torno al Congreso acercarse a menos de 500 metros del edificio que alberga la cámara baja.

El magistrado Pedro López admitió en parte la petición de la Fiscalía, que solicitó que ninguno de los detenidos pudiera aproximarse a 1.000 metros del Congreso. El juez, en cambio, decidió reducir esta distancia a la mitad con el fin de no restringir en exceso la capacidad de movimientos de los acusados, aunque solo uno de ellos reside en Madrid.

En el auto hecho público ayer, López valora el atestado elaborado por la Policía y en el que se refleja que durante la protesta convocada por la Coordinadora 25S contra el proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana un grupo de participantes, entre los que se encontraban los arrestados, rodearon, insultaron y arrojaron objetos contra los agentes que custodiaban el Congreso, «amén de propinarles patadas hasta el punto de lesionar a once de ellos y causar daños en dos vehículos de Protección Civil».

El juez resalta en su escrito que los propios acusados han reconocido su asistencia a la manifestación. Incluso alude a imágenes fotográficas en las que se puede identificar a las cinco personas a las que ahora ha prohibido aproximarse a la cámara baja hasta que concluya la investigación de los hechos.

Esas fotos, destaca López, suponen un «indicio razonable de la existencia del hecho punible y de la intervención de los detenidos en los altercados que se produjeron. El magistrado también alude a la gravedad de los hechos que están siendo investigados y que incluyen atentar contra la integridad física de las personas y contra el patrimonio de un organismo estatal.

Ante estos motivos el instructor cree justificado que se impongan la restricción al paso de los detenidos con el objetivo de «impedir la repetición futura de actuaciones de parecidas características».

Izquierda radical

Los cinco imputados fueron detenidos el pasado jueves junto a otros dos menores. Según las fuerzas de seguridad los siete serían los responsables de los incidentes más violentos registrados durante la concentración y pertenecerían a grupos anarquistas y de la izquierda radical. A todos ellos se les acusa de los delitos de lesiones, daños y atentado contra los agentes de seguridad. El informe policial también les considera responsables de daños al mobiliario urbano por valor de 15.000 euros.

Prohíben acercarse a 500 metros del Congreso a cinco manifestantes