sábado. 04.02.2023

Pedro Sánchez celebró este sábado el primer acto electoral del año en Sevilla y la elección no es casual. Los socialistas tienen especial interés en el resultado de las elecciones municipales del 28 de mayo en Andalucía. Aspiran a una victoria clara en número de concejales y alcaldías para enterrar, de cara las generales de diciembre, la sensación de fin de ciclo generada en las autonómicas del pasado año, en las que el popular Juanma Moreno logró una histórica mayoría absoluta. Pero para lograr ese objetivo resulta clave retener también el gobierno de la capital y aunque los números parecen estar de su parte, no hay riesgo cero.

En el cuartel general del PSOE sostienen que el actual alcalde, Antonio Muñoz, ha conseguido asentarse desde que sustituyó a Juan Espadas, líder en horas bajas de los socialistas andaluces, pero todas las encuestas dejan claro que, pese a estar por delante del PP, necesitará un pacto para gobernar y en Ferraz no ocultan su temor a que la coalición de la que forman parte Podemos e IU, el único socio viable si se tiene en cuenta que Cs difícilmente logrará esta vez representación, no funcione lo bien que sería necesario.

Sevilla es además una plaza importante en el ámbito nacional; es la principal ciudad española en la que gobierna el PSOE. «El golpe que supondría perderla solo podría ser compensado si arrebatáramos al PP otra de similar tamaño y no parece fácil», admiten en la dirección del partido. En 2022, los socialistas se hicieron con 22 capitales de provincia por tan solo 13 de los populares. El discurso con el que han iniciado la precampaña es el de que el PSOE «sale a ganar», pero en la práctica, su posición es más bien defensiva.

En Andalucía los socialistas cuentan, por otro lado, con el inconveniente de que, perdida la hegemonía de la que gozaron durante más de tres décadas, no han encontrado en Espadas, que sustituyó a la ya quemada Susana Díaz en 2021, un líder con empuje. En el partido, sin embargo, restan importancia a ese hecho y confían en el tirón individual de cada uno de los alcaldes.

El PSOE lucha para que la ola popular no llegue a Sevilla el 28-M
Comentarios