lunes 10/8/20

Puigdemont ya anticipa el fracaso de la mesa de diálogo

El expresidente de la Generalitat aboga por activar la vía unilateral

Esquerra Republicana lamentó ayer que sus socios, con Carles Puigdemont a la cabeza, estén poniendo ya vendas antes de la herida con la mesa de diálogo entre el Gobierno central y el catalán. Días después de la primera reunión celebrada en la Moncloa y cuando aún no se sabe cuándo tendrá lugar la segunda, Puigdemont mostró todo su escepticismo con la mesa de Gobiernos y afirmó que a día de hoy es un instrumento «inútil». El expresidente evitó además desmarcarse de Clara Ponsatí, que afirmó el sábado en Perpiñán que se trata de una «engañifa» de Pedro Sánchez para ganar tiempo. Y pidió al independentismo no levantar «falsas expectativas», pasando por alto que en la pasada legislatura prometió alcanzar la independencia en 18 meses. Puigdemont anticipó así el fracaso de la mesa para justificar la vía unilateral.

El expresidente de la Generalitat instó en Perpiñán a los catalanes a prepararse para la «lucha definitiva». En un primer momento, fue interpretado como una llamada a cerrar filas y concentrar el voto independentista en torno a JxCat ahora que se acercan las elecciones. Pero ayer explicó qué quiso decir con que la ciudadanía tiene que estar «preparada». A su juicio, el independentismo tiene que estar listo para activar la vía unilateral cuando el Gobierno cierre todas las puertas a negociar la autodeterminación. ERC insistió en defender la mesa. Los republicanos pidieron a JxCat que «no dé por muerto» el diálogo antes de tiempo.

Puigdemont ya anticipa el fracaso de la mesa de diálogo