viernes. 27.01.2023

Rajoy anuncia más «medidas difíciles»

El presidente anticipa que los sacrificios no han terminado, insiste en la solvencia de su Ejecutivo y asegura . que sabe «lo que tiene que hacer». Dice que su rumbo es correcto y que recuperará la reputación de . España.
Mariano Rajoy y Javier Arenas en el mitin que dieron ayer en Málaga.

Los sacrificios económicos no se van a terminar con el paquete de medidas aprobadas el 30 de diciembre, habrá más «decisiones difíciles». Así lo anunció ayer Mariano Rajoy, quien advirtió de que su Gobierno no tiene más remedio que adoptar nuevas iniciativas de ajuste porque «lo irresponsable sería no hacerlas».

Un día después de que Standard & Poors rebajase la calificación de la deuda española y de otros países europeos, Rajoy protagonizó su primer acto de partido desde que fue investido jefe del Ejecutivo y participó en la convención que el PP andaluz celebra en Málaga ante los comicios autonómicos del 25 de marzo. Rajoy aprovechó ese acto para garantizar que va a continuar con las reformas emprendidas y para expresar su convicción de que, tras los sacrificios, se logrará superar la crisis económica.

Dos minutos de ovación. «El Gobierno sabe perfectamente lo que tiene que hacer para mejorar la reputación de España y para crecer y crear empleo, lo tenemos muy claro y lo vamos a hacer», insistió entre aplausos de sus compañeros de partido, que le recibieron con una ovación de más de dos minutos.

El jefe del Ejecutivo afirmó que «intentarán explicar» esas medidas cuando se adopten para que los ciudadanos adquieran conciencia de que no son un capricho gubernamental sino una imperiosa necesidad para cumplir con los objetivos de déficit en este año, un 4,4% del PIB. Pidió tranquilidad ante estas nuevas decisiones porque serán tomadas por un Gobierno solvente y con ideas claras que «sabe lo que tiene que hacer, y lo va a hacer», para que España mejore su reputación y se pueda crecer y crear empleo. Rajoy está convencido de que el rumbo que ha emprendido con sus primeras reformas es el adecuado para lograr el crecimiento y crear empleo y, por ello, seguirá en esa línea porque cree que es lo que debe hacer para que España recupere su reputación.

Objetivo: Andalucía. Mariano Rajoy intervino en Málaga en la convención regional del Partido Popular andaluz, su primer acto político desde que llegó al palacio de La Moncloa. La elección de Andalucía para su primera aparición pública en un acto de partido no es en absoluto baladí dado que es, junto con el País Vasco, la única región en manos aún del PSOE.

Las encuestas electorales apuntan además que el Partido Popular tiene muchas posibilidades de arrebatar a los socialistas el poder en esta comunidad autónoma en las elecciones del 25 de marzo y así extender el «gobierno del cambio» por toda España.

Ante un entregado auditorio, el líder del PP apostó porque esos comicios sean la oportunidad para que el presidente de los populares andaluces, Javier Arenas, abandone de una vez por todas «la lista de espera» y gobierne después de haber sido derrotado ya en tres ocasiones.

En Málaga, Rajoy repitió, como en los últimos meses, que España y Europa viven momentos difíciles, y que por tanto necesario hacer sacrificios para superar la situación y, sobre todo, controlar el déficit, una medida, dijo, ineludible y alcanzable porque «no presido un Gobierno de irresponsables».

«Hemos tomado decisiones y las vamos a seguir tomando aunque sean difíciles, no hay otra alternativa», insistió el presidente del Gobierno.

Montoro y S&P. A la decisión de Standard & Poor’s se refirió expresamente el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien en declaraciones a los periodistas a su llegada a la convención dijo que la rebaja de la calificación de la deuda es «demasiado general», «de trazo grueso» y «viene de atrás». Pero recalcó que, frente a ella, lo importante es reaccionar y seguir con las reformas económicas emprendidas por el Gobierno.

Rajoy anuncia más «medidas difíciles»
Comentarios