jueves. 30.06.2022

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, considera que la ausencia de «voluntad política», y no la financiación, es el principal problema para impulsar las interconexiones energéticas del sur de Europa con el resto de la UE y que facilitarían una alternativa al suministro por parte de Rusia.

Sánchez lamentó esa falta de predisposición política durante su participación en el Foro Económico de Davos en una mesa redonda sobre la seguridad energética en la Unión Europea.

Para sustituir el suministro de energía ruso, Sánchez insistió en la idea de que el sur de Europa, y España en particular, pueden ofrecer alternativas teniendo en cuenta que su país representa el 37% de la capacidad total de regasificación de la UE y, junto con Portugal, alberga alrededor de la mitad del almacenamiento de gas natural licuado de la Unión Europea.

Sin embargo, explicó que hay «un cuello de botella físico» por el carácter de isla energética de la Península Ibérica y la ausencia de interconexiones con el resto de Europa.

Aunque recordó que la Comisión Europea ha planteado ya una serie de compromisos para desarrollar las interconexiones, consideró que existe un problema para impulsarlas que no pasa por su financiación, sino por la falta de «voluntad política».

Sánchez echa en falta voluntad política para las interconexiones energéticas