miércoles. 07.12.2022

El socialista Page pide que «se metan los indultos por donde les quepa»

Iglesias afirma que Podemos trabaja para «normalizar la situación política en Cataluña»
El presidente de Castilla-La Mancha. ÁNGELES VISDÓMINE

Hasta el momento, ningún dirigente socialista había alzado la voz contra los indultos para los presos del ‘procés’. Hasta que hoy llegó el presidente de Castilla-La Mancha para pedir «que se metan los indultos por donde les quepa». Reconoció que la frase es «muy expeditiva», pero preciso que no es suya, la pronunció Oriol Junqueras, condenado a 13 años de cárcel, para rechazar la medida de gracia.

Emiliano García-Page suele ser una voz discordante en la disciplina del PSOE y con las decisiones de Pedro Sánchez, no con todas. La posibilidad de que el Gobierno indulte a los líderes independentistas catalanes condenados por el Supremo ha vuelto a poner de manifiesto la discordancia del presidente castellano-manchego. «Estoy totalmente de acuerdo con Junqueras», comentó en Antena 3.

Denunció que los indultos «están manoseados políticamente» porque están planteados como una moneda de cambio por el apoyo de Esquerra y PDeCAT al Gobierno a los Presupuestos y para futuras leyes. Son «todo lo contrario a lo que se prevé en una figura de gracia», añadió, porque se da la circunstancia de que los beneficiarios del perdón, en teoría, no lo quieren, o al menos eso han dicho en sus declaraciones. Aunque queda la duda, según Page, de si es un rechazo sincero o es una frase hecha para quedar bien ante el mundo independentista y que crea que «se les obliga» a aceptarlos.

El presidente castellano-manchego confió en que el Gobierno «no vaya adelante» con esa idea que ya cuenta con el informe en contra de la Fiscalía, y es muy posible que el Supremo también muestre su desacuerdo. Es, apostilló, «mi deseo para el 2021».

Page considera que, además de ser un error, el presidente del Gobierno correría un serio riesgo político. «¿Qué pasaría, qué responsabilidad asumiríamos si indultáramos y pasado mañana volvieran (los líderes independentistas) por el mismo camino?» «¿Qué pasaría, qué ridículo histórico cometeríamos?» se preguntó el presidente de Castilla-La Mancha.

Todo lo contrario plantea el ministro de Justicia. Juan Carlos Campo defendió que es necesaria una «apuesta potente» por la reconciliación y la convivencia en Cataluña. Y el indulto, subrayó, es una «pieza más que puede ayudar». El ministro, responsable de la tramitación de la medida, no quiso hablar de calendario, pero estimó «razonable» que el Gobierno decida sobre esta medida de gracia en el primer semestre de 2021. En todo caso, apuntan en el Gobierno, sería una decisión que se tomaría después de las elecciones catalanas del 14 de febrero.

El vicepresidente segundo remó en esa misma dirección. Pablo Iglesias sostuvo que los presos del ‘procés’ deberían estar «en las instituciones defendiendo sus ideas» en lugar de en la cárcel, y repitió las mismas palabras que el ministro de Justicia, «normalización y convivencia», para defender la concesión de los indultos.

Iglesias atribuyó a la labor que el Gobierno «esté dando pasos muy importantes» para «corregir» la estrategia «muy agresiva» de Mariano Rajoy para afrontar el conflicto soberanista. El Gobierno, remató, debe «usar los mecanismos» que prevé la legislación para desinflamar la situación en Cataluña.

El socialista Page pide que «se metan los indultos por donde les quepa»
Comentarios