jueves 26/11/20

Los últimos restos del Yak-42 repatriados están ya en una cripta

En diciembre, llegaron a España nuevos restos óseos de víctimas del Yak-42 que habían sido encontrados en Turquía. Seis meses después, descansan ya en una cripta de la Catedral Castrense cerrando este capítulo del accidente en que perdieron la vida 62 militares españoles en mayo de 2003.

Se trata de los 23 tarros con muestras biológicas que permanecían desde el siniestro aéreo almacenados en el Instituto Anatómico Forense de Estambul y que fueron utilizados para labores de identificación tras el accidente.

Los restos fueron trasladados a Madrid en diciembre para ser puestos a disposición de la jueza de la Audiencia Nacional María Tardón. Una vez en España, los expertos del Instituto Toxicológico de Madrid comprobaron que las labores de identificación realizadas en Turquía habían sido correctas y, por tanto, no fueron necesarias nuevas pruebas.

Los últimos restos del Yak-42 repatriados están ya en una cripta