lunes 23/5/22
                      Podemos, IU, Más País, andalucistas y ecologistas, ayer. JULIO MUÑOZ
Podemos, IU, Más País, andalucistas y ecologistas, ayer. JULIO MUÑOZ

«Hoy empieza una nueva etapa. Estamos a hablar de las cosas de la gente, ya no vamos a hablar más de las nuestras». Podemos, Izquierda Unida, Más País, Equo, Alianza Verde e Iniciativa del Pueblo Andaluz presentaron ayerla coalición Por Andalucía, en la que concurrirán juntos al 19-J, con la clara intención de zanjar el profundo enfrentamiento interno que arrastra desde su mismo nacimiento. Aunque en privado las tensiones entre los dos principales integrantes —Podemos e IU— siguen en alto, sus representantes quisieron escenificar una conjura por la unidad e incluso pidieron «disculpas» por la imagen ofrecida en los últimos días.

La articulación de esta alianza para reunir al espacio a la izquierda del PSOE ha sido un proceso largo y farragoso. Los recelos entre las formaciones participantes, los repartos de las cuotas, la elección de la nomenclatura y del candidato, así como la intervención de los aparatos de los partidos desde Madrid causaron importantes choques que amenazaron su constitución hasta el último momento. Y cuando parecía que todas las piezas encajaban, un retraso de 14 minutos en la incorporación de Podemos y Alianza Verde al registro de la coalición elevó la tensión al máximo. Tras la decisión de la Junta Electoral, ambas organizaciones seguirán sin formar parte legalmente de la entente.

Tal ha sido la imagen proyectada que, durante la presentación de la coalición ayer en Sevilla, la candidata a la Presidencia de la Junta pidió perdón poco después de comenzar su intervención.

«Me corresponde pedir disculpas a la ciudadanía por el mucho desasosiego, la mucha preocupación y la mucha desazón que ha vivido en los últimos días, cuando no sabía a ciencia cierta si seríamos capaces de llevar a buen puerto la coalición», expresó Inmaculada Nieto, dirigente de IU que encabezará la lista para el 19-J. La aspirante confía en que este paso sirva para «acreditar una nueva forma de hacer política» y despejar de paso cualquier incertidumbre.

Los socios de Por Andalucía deben dirimir todavía contenciosos internos como el de la financiación. La exclusión de Podemos de la candidatura a efectos legales hace que tenga que presentar a sus militantes como independientes, un extremo que impedirá a la formación morada acceder a la financiación pública que se concede de acuerdo con los resultados electorales. La coalición continúa buscando un encaje jurídico para que el partido tenga derecho a parte de esos fondos, que suelen constituir la columna vertebral de los recursos económicos de las organizaciones políticas para sus gastos cotidianos.

Unidas Podemos e IU aparcan su pugna en la coalición andaluza
Comentarios