miércoles 8/12/21

Lo dijo el lunes y el paso de las horas no le hizo cambiar de opinión. Todo lo contrario. El lehendakari Urkullu rebajó ayer el suflé del anuncio realizado un día antes por la izquierda abertzale y advirtió de que todavía queda mucho por recorrer. Admitió, eso sí, que es «positivo» que hayan reconocido «el sufrimiento» causado a las víctimas de ETA, pero este paso, aseguró, no supone «nada extraodinario» porque «no ha hecho autocrítica de su pasado» ni ha dicho que la organización terrorista no debió existir.

Urkullu reiteró que la llamada ‘Declaración del 18 de octubre’ es «importante» en lo que se refiere a «la empatía» con las víctimas y el «sufrimiento». No obstante y pese a «valorarla positivamente», subrayó que no hay «nada especialmente novedoso». «No quiero con esto echar agua fría, sino simplemente hacer un ejercicio de realismo en lo que han venido siendo los pronunciamientos», dijo en una entrevista a Catalunya Radio.

Recordó que hace tres años y medio, ETA, antes de su disolución definitiva, hizo público un comunicado en el que se expresaba «casi en los mismos términos» que EH Bildu. En todo caso, señaló que ha habido por parte de la coalición independentista «un ejercicio de solidaridad con el sufrimiento de las víctimas, pero no hay ninguna referencia» a que se apostara «por la vía violenta por parte de una organización terrorista que nunca debió haber existido».

También ayer, en víspera de que del décima aniversario en el que ETA decidió poner fin a su actividad terrorista, el Gobierno vasco quiso hacer público un manifiesto institucional en el que expresa su «condena radical a la sinrazón que supuso la violencia» de la banda y defiende asentar la convivencia sobre un «corpus sólido de principios éticos y democráticos».

Urkullu rebaja el suflé de Otegi: «No es nada extraordinario»
Comentarios