domingo 29/5/22

Vox apuntala a Ayuso en Madrid pero empuja a Moreno al adelanto electoral

Entre las 13 medidas están la educación gratuita de 0 a 3 años o una auditoría a ‘centros de menas’
                      Ayuso con la reina Sofía ayer, en un acto oficial. JUAN CARLOS HIDALGO
Ayuso con la reina Sofía ayer, en un acto oficial. JUAN CARLOS HIDALGO

Dos caras de la misma moneda. Así podría definirse la relación que PP y Vox mantienen en Andalucía y en la Comunidad de Madrid. Y es que mientras la formación de Santiago Abascal decidió el pasado jueves tumbar los Presupuestos de Juanma Moreno y dejar al presidente de la Junta al borde del adelanto electoral, ayer cerró un acuerdo para que Isabel Díaz Ayuso tenga sus primeras cuentas públicas en tres años.

«Esto refleja que hay un partido que es coherente y mantiene las mismas posiciones en toda España y otro que dependiendo de quién lo lidere, el momento político u otras circunstancias va cambiando», justificó el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros.

Tras meses limando asperezas, los socios de investidura cerraron un acuerdo para respaldar unas cuentas vitales Díaz Ayuso que en 2019 y 2020 se vio forzada a prorrogar las aprobadas en 2018 por su predecesora, Cristina Cifuentes, ante la falta de sintonía entonces en materia presupuestaria con el partido liderado por Rocío Monasterio. «Este acuerdo no cumple todas nuestras expectativas, pero es satisfactorio porque da un impulso de prosperidad», advirtió la portavoz de Vox en la Cámara regional.

A cambio de estampar su firma, la formación ultraderechista consiguió arrancar al Ejecutivo regional trece medidas —una por cada escaño en la Asamblea—, entre las que destaca la gratuidad de las etapas educativas no obligatorias, aunque se introduce un criterio de renta (35.000 euros) para que las familias logren o no la ayuda.

El acuerdo presupuestario incluye también una reducción del gasto innecesario en duplicidades de cargos institucionales, disminuir el gasto en consejerías o la supresión de los chiringuitos» políticos. La concesión de avales para la compra de vivienda a jóvenes menores de 35 años, así como el compromiso de rebajar los plazos de pago a proveedores o la fiscalización de todos los centros de menores de la región, son otros de los puntos acordados por ambas formaciones.

Entre la nómina de pactos figura también el incremento de la dotación de Cuidados Paliativos, ayudas a adolescentes embarazadas y a familias de personas con autismo, además del establecimiento de un principio de igualdad en los incentivos a la contratación.

La derogación de las leyes LGTBI, a la que Vox aspiraba, ha quedado finalmente fuera del acuerdo, prueba de las renuncias que han tenido que hacer desde ambas partes para sellar el pacto presupuestario.

La capacidad de Ayuso para pactar con Vox contrasta con los desencuentros entre este partido y el PP en Andalucía. En esta Comunidad, y pese a que fueron los de Abascal quienes apoyaron con sus votos la investidura de Moreno, la relación entre las dos formaciones se ha ido degradando poco a poco. Los populares no dudan ya en tildar a los ultraderechistas de «traidores» por aliarse con la izquierda y tumbar una votación clave que abre el camino a las urnas.

Moreno se resiste a apretar el botón nuclear porque entiende que es necesario concluir la agenda legislativa y no se fía, pese a lo que dicen las encuestas, del efecto que sobre el electorado pueda tener una convocatoria anticipada. Aunque hoy el presidente de la Junta reconoció en Canal Sur que puede darse el caso de dar por finalizada la legislatura y citar a los andaluces a las urnas en junio u octubre.

Vox apuntala a Ayuso en Madrid pero empuja a Moreno al adelanto electoral
Comentarios