domingo 08.12.2019

educación. tablet frente a libro de texto

La tecnología permite disponer de una educación a la carta que llega a las aulas, 750 escolares de león ya lo están probando. C omo nativos digitales que son, los alumnos se sienten como pez en el agua cuando el maestro sustituye el libro de texto por una tablet. Trabajan con un medio que dominan y que les recompensa con ticks verdes cuando aciertan un ejercicio. En León, 24 colegios participan en un estudio del aprendizaje con estos dispositivos
El profesor de cuarto de educación primaria del colegio de Villaquilambre muestra un ejercicio en la tablet a un alumno.
El profesor de cuarto de educación primaria del colegio de Villaquilambre muestra un ejercicio en la tablet a un alumno.

Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo. Parece que las tablets cumplen esta máxima en las aulas y logran mejorar el rendimiento académico de los alumnos un 40% frente a los métodos tradicionales, al aportarles mayor motivación y representar un medio que conocen y en el que se manejan con soltura. De hecho, a los bebés se les van los ojos hacia los móviles de sus padres y casi antes de decidirse a sujetar el chupete, estiran un dedo para tocar esa pantalla táctil, tan luminosa, del teléfono. El salto a la tablet se produce de forma natural y sin problemas, casi con el convencimiento de que el dispositivo es un artilugio para jugar.

Conscientes del potencial de las nuevas tecnologías, el grupo interuniversitario de investigación educativa Edutools, liderado por Roberto Baelo, está desarrollando el estudio Evemets (evaluación de la efectividad de una metodología basada en el uso de tablets) en 24 colegios de la provincia, en colaboración con la empresa holandesa Snappet, que ha desarrollado el programa educativo digital y facilita los dispositivos. La primera fase se desarrolla en centros leoneses públicos, privados y concertados, de la ciudad y del medio rural, e involucra a unos 750 estudiantes de cuarto curso de Primaria. Once de los colegios representan el grupo de control, donde los alumnos no usan las tablets en las asignaturas de Lengua y Matemáticas, y otros 13 constituyen el grupo experimental, que sí utilizan el dispositivo. La idea es comparar cómo se avanza educativamente más y en una segunda fase, ampliar la investigación a nivel nacional. El responsable de formación de la compañía, Paul Van Meggelen, considera que los niños «están más enfocados y más motivados con las tablets», y destaca como principal virtud del uso de estos dispositivos en las clases en el aprendizaje personalizado. «Los alumnos no son todos iguales, no existe la uniformidad, y con este método digital cada uno puede ir avanzando en el conocimiento a su ritmo. de hecho, si en una lección, el estudiante obtiene más ticks verdes que rojos tiene la opción de realizar otros diez ejercicios más, adaptados a su nivel, y eso es bonito». También indica que «realizar 20 restas con llevadas en papel o en la tablet es lo mismo, pero la máquina te premia con los ticks verdes cuando se hace bien y eso es muy satisfactorio para ellos y enormemente motivante». Meggelen visitó la semana pasada el CRA de Villaquilambre junto con otros directivos de Snappet y Baelo para comprobar cómo trabajaban los 18 escolares del estudio e intercambiar impresiones con el profesor y el director del centro. Opina que el adaptarse a las necesidades educativas de cada niño y a su ritmo, así como ofrecer una información actualizada son cuestiones «que las editoriales no pueden ofrecer, porque piensan en dar contenios y nosotros en abrir el abanico de posibilidades para que el alumno triunfe». Además, los maestros saben en tiempo real (on line) que niño se atasca y dónde para poder ayudarlo con eficacia. Baelo señala que la tablet permite la corrección inmediata de las actividades de los alumnos. Los escolares aprenden de sus errores a afianzar el aprendizaje y promueven la interacción colaborativa entre ellos. Los gestores del método Snappet entienden que los ejercicios que plantean «trabajan el cálculo de forma más eficaz que los métodos tradicionales, permitiendo a los alumnos resolver más cantidad en menos tiempo, aprovechando la experiencia táctil y manipulativa que ofrece la tablet». También incluyen multitud de textos para trabajar la comprensión lectora y ejercicios para la expresión escrita. El docente explica la teoría e introduce los ejercicios, mientras el software calcula el nivel real de cada alumno. El maestro puede ver cómo está trabajando la clase y cada estudiante a través del Cuadro del Profe. De esta manera, puede seguir la evolución de cada alumno en tiempo real. El alumno puede realizar tareas adaptadas según su nivel y en las áreas que más necesita. De esa manera, progresa al ritmo que más le convenga. El docente puede usar el Quiz para terminar la sesión de tablets de forma interactiva. Personalizar la educación permite atender a la diversidad de niveles en el aula, detectar y tratar necesidades educativas individuales y aporta una nueva manera de aprender que ya siguen un centenar de colegios españoles y más de 1.500 colegios de otros países europeos.

El procedimiento del aprendizaje adaptativo es un método basado en la adecuación automática del temario (teórico y práctico) al nivel particular de cada alumno. El contenido se ajusta al progreso que registra el estudiante a medida que realiza sus ejercicios, con la ayuda de un software específicamente programado para ello. Se garantiza que todos los niños de un mismo curso evolucionan a lo largo de los meses del año académico.

Con el aprendizaje personalizado, aunque cada estudiante se encuentre en distintos puntos del temario, todos avanzan y mejoran sus resultados porque cada individuo recibe los ejercicios que necesita para reforzar aquellas materias que no entiende. De la misma manera, los alumnos que van superando niveles, no deben esperar a que sus compañeros también los alcancen, sino que pueden ir avanzando en el temario y superando etapas.

Esta metodología de adaptar teoría y práctica a cada alumno, además es óptima para el profesorado, ya que permite a cada maestro detectar de manera muy concreta las necesidades de cada uno de sus alumnos y de esta forma, ayudarle efectivamente. En este sentido, implementar aprendizaje personalizado en las aulas resulta muy satisfactorio para el personal docente, puesto que además de ser muy práctico, ven como todos los alumnos mejoran realmente.

El director del CRA de Villaquilambre, Andrés Valbuena, resalta que el uso de tablets «por encima de todo es motivación y te das cuenta de que estamos ante una nueva generación de estudiantes, que en tres sesiones son capaces de entender el funcionamiento del dispositivo y aplicarlo para avanzar en sus asignaturas». Quizás, las tablets anuncian la mayor revolución en las aulas desde la Institución Libre de Enseñanza de principios del siglo XX.

educación. tablet frente a libro de texto
Comentarios