miércoles. 06.07.2022

IA para el turista de la Ruta Jacobea

TERRITORIO INTELIGENTE. Utilizar técnicas de Big Data y nuevas tecnologías para analizar el comportamiento de los viajeros es la clave para que los gobiernos tomen decisiones acertadas para impulsar el sector turístico
Luca, la unidad de datos de Telefónica, ha realizado el análisis de la información obtenida para desarrollar soluciones inteligentes en el Camino de Santiago. jesús diges

Conocer el comportamiento de los visitantes de las distintas localidades de la provincia, su procedencia, perfil y nivel económico, sus preferencias y aquello que puede interesarles y retenerles en un lugar, es fundamental para tomar decisiones adecuadas de cara a potenciar el sector turístico, con una importancia creciente en la economía local. Para tener una idea detallada de todo ello las nuevas tecnologías representan una herramienta fundamental. El análisis a través de Big Data de los datos extraídos de los viajeros a través de sus móviles y sus tarjetas de crédito, fundamentalmente, ofrece resultados sorprendentes que son toda una mina de información para que las administraciones locales exploten sus potenciales y pongan remedio a sus carencias.

Es lo que ha hecho el Estudio de Turismo Inteligente del Camino de Santiago, realizado con el analizador de datos de Telefónica, Luca. Forma parte del Proyecto Comunidad Rural Digital de la Unión Europea, para desarrollar los territorios y los gobiernos inteligentes. Utiliza el análisis de datos a gran escala en las principales localidades por las que transcurre el Camino de Santiago en León y Palencia, para ofrecer sus conclusiones a la Junta de Castilla y León, las diputaciones y los ayuntamientos de las dos provincias.

Entre las principales conclusiones del estudio, que apenas el 10% de los visitantes son turistas, la inmensa mayoría son excursionistas de las zonas cercanas (más de la mitad de la misma provincia), así que no suelen pernoctar y centran sus viajes en las épocas veraniegas y las fiestas patronales. Muchos de ellos son emigrantes a otras provincias, y Asturias (junto con Madrid y Barcelona) tienen una importancia fundamental.

Son turistas de edad media y perfil económico medio-alto, aunque los peregrinos son más jóvenes y gastan menos. Los extranjeros permanecen más tiempo. Y Ponferrada supera a la capital leonesa en permanencia de los turistas.

El trabajo de análisis responde a la línea de actuación europea de Implantación de soluciones innovadoras para el gobierno inteligente, que promueve la puesta en marcha de servicios públicos digitales para crear territorios inteligentes. Los datos de los dispositivos móviles y la información bancaria de distinto tipo permiten analizar con Big Data el origen de los visitantes, estancia, gasto medio, perfil sociodemográfico,...

Un análisis que se ha hecho en Carrión de los Condes, Sahagún, Mansilla de las Mulas, León, Hospital de Órbigo, Astorga, Ponferrada y Villafranca del Bierzo.

Uno de los parámetros más interesantes que analiza el estudio es la del tipo de visitante. Distingue así entre los turistas (que pernoctan al menos una noche y no son residentes habituales); excursionistas (que no duermen en las localidades, las visitan y no residen en ellas) y los residentes no habituales (los que viven en otras zonas pero visitan estas con frecuencia, o tienen una vivienda a la que acuden en ciertas épocas del año).

El análisis concluye que apenas un 10% de las personas que visitan las localidades seleccionadas son turistas, y la inmensa mayoría son excursionistas. Además, frente a una mayor estabilidad en la afluencia de turistas, los excursionistas acuden de forma masiva en los meses principalmente veraniegos y en los días festivos.

Desde luego tienen especial relevancia las festividades locales, que disparan el número de visitantes. El informe destaca esta circunstancia en los actos patronales de la Encina en Ponferrada, las fiestas de Astures y Romanos en Astorga, el Cristo de la Esperanza en Villafranca del Bierzo, la Peregrina en Sahagún o el Encuentro de Juglares en Mansilla de las Mulas.

La importancia del origen

Uno de los datos destacados de las conclusiones del informe es que más de la mitad de los visitantes a estas localidades, más allá de que estén situadas en el Camino de Santiago, proceden de la misma provincia. Y otro 40% son nacionales, apenas un 8% son viajeros extranjeros.

Para todos ellos la capital leonesa y Ponferrada son las localidades de referencia turística, sobre todo «porque son capaces de ofrecer al visitante una oferta turística más atractiva ligada a recursos propios como su historia o su patrimonio». Por detrás de ellas se encuentra Astorga, «también con un potencial turístico considerable»; mientras que en el resto de las poblaciones su mayor atractivo turístico es precisamente que se encuentran en el Camino de Santiago.

En el tema de las pernoctaciones también León y Ponferrada acaparan la inmensa mayoría del negocio de hoteles y otros establecimientos, lo que igualmente el estudio achaca a su mayor oferta de atractivos. Y son referencia tanto para los visitantes provinciales como para los nacionales y extranjeros.

Sin embargo, el análisis con Big Data pone en evidencia matices que es necesario tener en cuenta y que aportan importante información para tener en cuenta de cara a las decisiones a tomar por las administraciones para fortalecer su sector turístico. «El principal mercado turístico es el nacional con mucha diferencia, no obstante el peso relativo de este visitante nacional es menor cuanto la actividad turística del municipio de referencia está más centrada en lo que representa el Camino de Santiago. Es en estos municipios donde la importancia de los turistas internacionales es mayor».

Análisis del mercado nacional

De la misma manera, es importante conocer de dónde proceden los turistas nacionales (y los excursionistas), para establecer qué políticas y actividades pueden responder en mayor medida a sus preferencias. El papel más importante lo juegan las provincias limítrofes, de manera muy especial Asturias. Pero también Valladolid, Zamora, Burgos y Orense. En cualquier caso, el informe destaca la importancia de los visitantes que llegan a las localidades leonesas desde Madrid y Barcelona.

«Evidentemente, la cercanía es un factor clave que explica por qué estas provincias son la principal fuente de visitantes a los municipios analizados. La otra, unida en parte a la primera, viene de la mano de las relaciones establecidas entre estos territorios como consecuencia de la emigración a provincias más prósperas acaecida durante las décadas de los 50 y 60 del pasado siglo».

Por lo que se refiere a los turistas internacionales, que claramente están ligados en buena parte al Camino de Santiago, «destaca el papel de los procedentes del resto de Europa, Norteamérica y Sudamérica. Y también de países de Extremo Oriente y Oceanía».

En todo caso, el informe elaborado con el análisis de datos del servicio Luca de Telefónica pone en evidencia una de las que se sabe que es principales debilidades del turismo en la provincia: la escasa permanencia de los visitantes en la zona. Las pernoctaciones se ven apenas alteradas en los meses de máxima afluencia de visitantes: llegan muchos más, pero la media de permanencia (medida en noches que pasan en la provincia) está en todos los casos y épocas muy lejos de las dos pernoctaciones.

Esa es una de las grandes asignaturas pendientes del turismo provincial. El estudio realizado en el Camino de Santiago incide en esta debilidad. Y en que, en todo caso, la mayor parte de las estancias en establecimientos hoteleros se concentran en León y Ponferrada, Aunque, matiza el análisis de Big Data, Sahagún y Carrión de los Condes tienen también una posición destacada en el conjunto de localidades estudiadas.

En todo caso, se incide en que «queda patente el dominio de los turistas que únicamente se quedan en la localidad una noche, siendo minoritarias las pernoctaciones de más de dos noches».

Astorga y Mansilla de las Mulas son otros de los municipios que concentran las pernoctaciones de los turistas, aunque en su caso es abrumadora la mayoría de los que sólo permanecen una noche.

Y otro dato llamativo: Ponferrada tiene una mayor estancia media de los turistas que León (1,66 días frente a los 1,54 de la capital); seguidos por Villafranca del Bierzo, Mansilla de las Mulas y Astorga, con una media de 1,4 días. Sahagún, Hospital de Órbigo y Carrión de los Condes rondan los 1,2 días de permanencia.

«Es importante conextualizar que en todo caso estos datos de estancia media son muy bajos, lo que implica que, a nivel general, la estancia del turista se produce durante un período reducido de tiempo. Eso es negativo para la actividad y supone menos ingresos económicos».

Otra de las conclusiones del estudio para el análisis: son los turistas extranjeros los más homogéneos en su patrón de estancia y comportamiento, sobre todo porque responden al patrón de viajeros del Camino de Santiago. En cambio, el perfil del turista nacional es mucho más variado, y más complejo establecer un patrón de su comportamiento y sus preferencias.

IA para el turista de la Ruta Jacobea
Comentarios