martes. 31.01.2023

LUBINAS COMO PROBETA

CIENTÍFICOS. Los peces, como antes fueron los ratones, se han convertido en los animales más utilizados en los experimentos científicos. Las polémicas han limitado mucho las especies a utilizar en la investigación
                      Los peces son cada vez más utilizados para la investigación en los laboratorios. jesús f. salvadores
Los peces son cada vez más utilizados para la investigación en los laboratorios. jesús f. salvadores

Después de décadas hablando de ‘ratones de laboratorio’ ya no son los animales más utilizados en los experimentos científicos. Y es que en 2021 los peces fueron la especie más empleada en el mundo de las probetas y los matraces, según el ‘Informe sobre usos de animales en experimentación y otros fines científicos’, que fija también un incremento en el total de ejemplares empleados en los laboratorios, que pasaron de 817.742 en 2019 a 1.289.315 en 2021.

Las polémicas entre los defensores de los derechos de los animales y el mundo científico han limitado mucho las especies a utilizar. La mayoría de los primates están vetados y tan solo los macacos son utilizados en los experimentos, y cada vez menos. Estas circunstancias han llevado a primar los peces. Así, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, autor del documento, explica que en 2021 fueron empleados en experimentos 613.850 lubinas, peces cebra, salmones, truchas, savelinos, timalos y otras especies piscícolas -cefalópodos aparte-; frente a 519.339 ratones, ratas, cobayas, hámsters, gerbos y otros roedores -sin contar los conejos, que sumaron 21.253-. Las especies piscícolas, según el Gobierno, son más fáciles de emplear en un solo proyecto cuando los peces se encuentran en estado de larvas autónomas para su alimentación. Las lubinas son las preferidas. Solo ellas sumaron 526.820 ejemplares.

Por el contrario, la especie menos empleada fue el macaco Rhesus, con un solo ejemplar, aunque se utilizaron 620 macacos cangrejeros. No se salvó del laboratorio ni el mejor amigo del hombre, el perro, del que fueron empleados 1.138 cánidos. Junto a ellos también se utilizaron 741 gatos. Destacan por número de ejemplares los 108.996 pollitos que también pasaron por las manos de los investigadores. El informe, que ha sido enviado a la Comisión Europea, detalla que del 1,2 millones de animales utilizados en España, 792.999 fueron destinados a la investigación aplicada y 313.197 a la investigación básica. También se dedicaron 34.437 ejemplares al mantenimiento de colonias animales genéticamente alterados, 5.973 para la formación de profesionales y 4.826 para la protección del medio ambiente en interés de humanos y animales.

El sacrificio en el laboratorio salvará no solo vidas humanas, sino también de otras especies animales. De los casi 800.000 ejemplares destinados a la investigación aplicada, 48.370 fueron para avanzar en la lucha contra el cáncer en humanos, 21.362 en enfermedades nerviosas y mentales y 18.044 en afecciones infecciosas. En el caso de la investigación básica, los científicos emplearon 78.851 animales para investigar el sistema nervioso, 70.352 en oncología, 34.557 en el sistema inmunitario y 25.974 en el sistema cardiovascular, sanguíneo y linfático

LUBINAS COMO PROBETA
Comentarios