viernes 22/1/21

POLÍTICOS, COVID Y TECNOLOGÍA

USO ADECUADO. El profesor de la Universidad de León Luis Panizo es uno de los 26 investigadores que han escrito el libro ‘¿Política confinada? Nuevas tecnologías y toma de decisiones en un contexto de pandemia’ en el que abordan la necesidad de actualizar procesos

La política también ha tenido que cambiar sus formas como consecuencia del estado de alarma y tirar de las nuevas tecnologías para procesos que siempre fueron presenciales, como el voto o la toma de decisiones. El libro ¿Política confinada? Nuevas tecnologías y toma de decisiones en un contexto de pandemia, en el que han participado 26 investigadores de una decena de universidades españolas, aborda cómo han sido estos cambios y los efectos de la pandemia sobre la política, la toma de decisiones, la gestión de la información y el tratamiento de los datos y su relación con las tecnologías de la información y las comunicaciones. El profesor de Arquitectura y Tecnología de Computadores de la Universidad de León Luis Panizo escribió, junto con el profesores leones de las universidades de IE (Madrid) y Globis (Tokio), David Marcos, el capítulo La ciberseguridad en los procesos democráticos, en el que señalan que el estado de alarma provocado por el coronavirus ha acelerado el proceso de digitalización de las administraciones públicas «aunque algunas no han puesto en marcha las capas de ciberprotección necesarias como el Esquema Nacional de Ciberseguridad», a lo que añaden que en las circunstancias actuales «habría que aprovechar la ocasión para pensar y coordinar actuaciones entre las administraciones para no actuar precipitadamente». «Resulta crucial para mantener una democracia sólida y generar confianza, reforzar la transparencia y la rendición de cuentas mediante el uso adecuado de las tecnologías y herramientas TIC», señala Luis Panizo.

Escrito en la cuarentena

El estudio realizado por los investigadores leoneses —que se llevó a cabo en pleno confinamiento— concluye que para mejorar la ciberseguridad en los procesos democráticos son necesarias cuatro actuaciones urgentes. En primer lugar combatir la manipulación de la información y las noticias falsas con legislación al respecto, además de diseñar herramientas y técnicas para la prevención de ciberataques. Por otro lado, «necesitamos hacer un gran esfuerzo en divulgar y concienciar a la sociedad de los riesgos del mundo digital, incluso desde la educación básica y enseñar a gestionar la información con criterio», comenta Panizo, para añadir que las bases para dar una por válida una información son «cuestionar, reflexionar y verificar», para combatir la manipulación de la información. Por último, concretan que es urgente aumentar el esfuerzo en formar expertos en ciberseguridad. En este sentido Panizo comenta que la Unión Europea estima que serán necesarios 350.000 expertos hasta el 2022 y España a pesar de disponer de 57 másteres sobre el tema, apenas aporta 1.500 al año. De hecho, la Universidad de León cuenta con dos de estas titulaciones, pero la oferta académica actual no cubre la demanda real de este perfil profesional. «Es imprescindible promover la capacitación y actualización de las profesionales de las TIC, así como incentivar la multidisciplinariedad y reforzar la I+D+I en materia de ciberseguridad», apunta el profesor de la Universidad de León.

En el libro, publicado por Thomson Reuters/Aranzadi, se concreta que la tecnología ha sido clave para facilitar la política en este periodo, pero ha reaccionado con lentitud y por necesidad cuando hubiera sido deseable haberlo hecho por oportunidad y con un análisis previo. «El uso de las tecnologías ha tenido problemas como la extensa y rígida regulación que el sistema político padece», argumenta Luis Panizo, para añadir que, además, se ha resentido la rendición de cuentas y el acceso a la información y por tanto la participación ciudadana.

En ¿Política confinada? Nuevas tecnologías y toma de decisiones en un contexto de pandemia, los autores destacan que el confinamiento afectó a la política con dos derivadas: el rol otorgado y ejercido por los «expertos» que generaron decisiones controvertidas al margen de la política y «esa capa técnico-científica que hizo que aceptaramos una pérdida temporal del ejercicio de determinados derechos y libertades», según explica el autor leonés del libro.

POLÍTICOS, COVID Y TECNOLOGÍA
Comentarios