domingo. 29.01.2023

Acusación de terrorismo para los detenidos por el golpe en Alemania

La Policía encuentra armas y munición en 50 de los 130 registros en una macrooperación

La Fiscalía Federal, responsable de la lucha antiterrorista, anunció ayer que de los 25 detenidos por preparar un golpe de Estado en Alemania, 22 serán procesados, entre otros cargos, como sospechosos de integrar una organización terrorista. Los tres restantes están acusados de colaboración con banda armada. Tienen abierto un sumario y son investigadas otras 29 personas relacionadas con el grupo extremista formado en su mayoría por los llamados ‘Reichsbürger’, literalmente ‘ciudadanos del Reich’, que no reconocen la existencia de la república federal, se remiten a la legislación imperial de hace un siglo y pretenden acabar con la democracia y el Estado de derecho. La operación sigue abierta y los registros continúan, advirtió un portavoz de la Fiscalía. En la redada desarrollada la jornada anterior, más de 3.000 policías procedieron a registrar más de 130 casas, viviendas, oficinas, almacenes y garajes de los sospechosos en once Estados federados germanos, así como en Austria e Italia.

Entre los detenidos se encuentra el presunto líder e ideólogo del grupo, el príncipe Enrique XIII de Reuss zu Köstritz, un noble de 71 años considerado uno de los líderes de los ‘Reichsbürger’, propietario en Turingia de un palacio de caza en el que se celebraron varias reuniones clandestinas y conspirativas.

El grupo, del que forman parte militares y policías de servicio y en la reserva, proyectaba asaltar el Reichstag en una sesión plenaria del Bundestag con dos docenas de personas armadas para detener y tomar prisioneros al mayor número posible de miembros del Gobierno y diputados de la Cámara con el fin de acabar con el Estado de derecho e instaurar un régimen autocrático encabezado por el príncipe Enrique XIII.

El presidente de la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA), Holger Münch, señaló que hasta ahora hay 54 personas implicadas en la conspiración, pero que su cifra podría aumentar. «Hemos identificado algunas personas más de las que aún no sabemos cuál es su relación con ese grupo», dijo Münch en declaraciones televisivas, en las que subrayó que el Estado alemán no había estado en ningún momento amenazado y destacó que los integrantes de la organización terrorista eran observados minuciosamente desde hace meses.

«No hay que presuponer que un grupo que suma una cifra de dos dígitos, quizás una pequeña de tres, no sea capaz de amenazar el sistema del Estado», advirtió sin embargo el jefe de la BKA, que considera al grupo conspirador detenido sumamente peligroso al defender «convicciones irracionales».

Münch reveló además que en 50 de los más de 130 objetos inmobiliarios registrados los agentes encontraron armas.

Acusación de terrorismo para los detenidos por el golpe en Alemania
Comentarios