domingo 29/5/22

El canciller alemán, Olaf Scholz, y el primer ministro belga, Alexander De Croo, se mostraron este martes abiertos a la idea de una alternativa para incorporar a la Unión Europea (UE) a países como Ucrania que no pueden esperar una rápida adhesión, propuesta ayer por el presidente francés, Emmanuel Macron.

Scholz afirmó, sin hacer referencia explícita a Kiev, que «nuevas formas» de hermanamiento son «por supuesto imaginables», en una rueda de prensa en Berlín con su homólogo belga. En la cumbre de Versalles del pasado marzo se dejó muy claro que «Ucrania es parte de la familia europea y la acompañamos en su camino,» destacó además el canciller.

Abogó sin embargo por centrarse ahora en una «tarea concreta» y agilizar al máximo el proceso de adhesión a la UE de los países de los Balcanes occidentales, algo que es necesario, dijo, por «razones geopolíticas, geoestratégicas y morales».

Scholz destacó la importancia de los requisitos de adhesión económicos y legales, ya que conforman «una gran parte de la identidad» de la Unión Europea, que no es simplemente una zona de libre comercio sino una «unión política». De Croo, por su parte, subrayó que es preciso dar una «respuesta clara» al deseo de Ucrania de «ser parte del mundo libre». «Hay que encontrar un camino para que Ucrania y Moldavia queden ancladas como parte de la Europa libre y democrática,» señaló el primer ministro belga y agregó que, para algunos países, dicho anclaje puede ocurrir como parte del proceso de ampliación europea.

Alemania se abre a otra fórmula para la adhesión rápida de Ucrania a la UE