viernes. 09.12.2022

EFE | BRASILIA


El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, recibió ayer con dudas la voluntad de su homólogo francés, Emmanuel Macron, para ayudar en el combate de los incendios en la Amazonia y dio a entender que el líder galo esconde otros intereses.


«¿Será que alguien ayuda a alguien a menos que sea una persona pobre, sin retorno?», es decir, sin esperar algo de vuelta, indagó Bolsonaro a los periodistas situados en las puertas del Palacio de la Alvorada, su residencia oficial, sin responder a ninguna pregunta.


El mandatario mostró la portada del diario O Globo de ayer lunes y su titular principal, que decía: «Macron promete ayuda de países ricos para la Amazonia». Con el periódico en sus manos, insistió y preguntó: «¿Qué es lo que ellos quieren en la Amazonia desde hace tanto tiempo?».


Sin citar ningún país en particular, el gobernante brasileño aseguró que durante el fin de semana conversó con «líderes excepcionales» que «realmente quieren colaborar con Brasil» en el combate de los incendios desatados en el pulmón vegetal del planeta.


No obstante, en una aparente alusión a Macron, agregó que no ha conversado con los que «quieren seguir tutelando a Brasil».


Los incendios en la Amazonia, que han desatado una enorme ola de preocupación en la comunidad internacional, han generado también unos duros cruces de declaraciones entre Bolsonaro y Macron.


El líder francés, que ha amenazado con no apoyar el acuerdo de libre comercio alcanzado por el Mercosur y la Unión Europea debido a la supuesta falta de compromiso de Bolsonaro con el medio ambiente, anunció ayer que el G7 dispondrá una ayuda inmediata de 20 millones de dólares para el combate al fuego.


Al concluir la cumbre de Biarritz, anunció además que Francia —que también es un país amazónico por su colonia de la Guayana— ofrecerá medios militares para el control del fuego.

Bolsonaro cuestiona la voluntad de Macron para ayudar en la Amazonia
Comentarios