lunes. 30.01.2023

Determinación, toda, pero siempre con la cabeza fría. Y hacerlo, además, incluso en momentos tan duros como los que está viviendo Francia a raíz del terrible atentado sufrido por la revista satírica francesa Charlie Hebdo a manos del terrorismo yihadista. Cabeza fría incluso con doce muertos encima de la mesa. «Sé por experiencia que no se tiene que reaccionar en un momento como éste por el riesgo de ir muy lejos o de no hacer lo suficiente. Es el momento del silencio y todavía no el de la acción», pidió el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. Lo hizo desde Riga, la capital letona, donde anunció que «en las próximas semanas» su Ejecutivo presentará un nuevo plan antiterrorista europeo que ayude a combatir de forma más efectiva la que sin duda es la principal amenaza del siglo XXI.

No se conocen los detalles ni hay fechas concretas. Porque si Juncker habló de «semanas», un par de horas antes su equipo informaba desde Bruselas que será en «primavera». Sea como fuere y dada la complejísima burocracia comunitaria, cualquiera de los supuestos sería un logro. «Lo ocurrido tiene un impacto enorme. Ha sido un atentado contra nuestra forma de vivir juntos y Europa deberá reaccionar en consecuencia», recalcó. Cabeza fría sí, pero también mano dura y utilizando además todo el peso de la ley.

El principal escollo, de nuevo, es que se trata de una competencia nacional en la que la iniciativa de Bruselas depende exclusivamente de las ganas que los Estados tengan por llegar a acuerdos entre sí. En este caso parece haberla, pero la Eurocámara, sin embargo, bloquea desde 2011 una iniciativa para crear un registro europeo de datos de los pasajeros aéreos. Lo hace con el pretexto de una potencial vulneración de los derechos fundamentales de los pasajeros. No obstante, lo ocurrido en París puede dar un giro de 180 grados a la polémica.

De momento, los ministros de Exteriores de la UE abordarán la lucha antiterrorista en su próxima reunión del día 19, y los titulares de Interior harán lo propio en su cita informal que mantendrán en Riga el 29 y 30 de enero. Además, el pleno del Parlamento debatirá sobre el ataque a Charlie Hebdo el próximo lunes.

Bruselas afronta la búsqueda de una estrategia antiterrorista más eficaz
Comentarios