miércoles. 08.02.2023
La demócrata Nancy Pelosi viaja a Bagdad para informarse de la situación real del país

Bush ordenó a sus tropas matar a todos los iraníes infiltrados enIrak

El presidente recalcó que el envío de refuerzos continuará pese a la oposición del Congreso
Pelosi se reunió con el presidente iraquí, Miliki, para conocer sin intermediarios el momento actual
George W. Bush ha autorizado a los soldados estadounidenses a «matar o capturar» a los agentes iraníes infiltrados en Irak, a los que responsabiliza de sembrar el caos, inflamar la violencia sectaria y atentar contra sus tropas. «Es lógico que si alguien trata de hacer daño a nuestras tropas o quiere impedir que alcancemos nuestros objetivos o mate civiles inocentes en Irak, nosotros los frenemos», dijo el presidente confirmando una información de The Washington Post sobre la agresiva orden que dio el otoño pasado y que sustituyó a otra anterior, designada como «capturar y liberar». Los servicios de inteligencia norteamericanos culpan a Irán de facilitar a la insurgencia artefactos explosivos, armas y entrenamiento y cifran en 150 los espías en suelo iraquí, sin contar a los miembros de la Guardia Revolucionaria. Uno de los primeros resultados de esta nueva estrategia fue la detención a principios de mes de cinco iraníes en una oficina persa en Erbil, en el norte de Irak, a los que acusó de estar relacionados con actividades terroristas y que Teherán dice que son personal diplomático. Por otra parte, según la revista Aviation Week y Space Technology, Irán se apresta a lanzar un satélite al espacio, lo que podría representar un nuevo avance en sus capacidades militares. Política de mano dura A pesar de defender esta nueva política de mano dura, el mandatario quiso dejar claro que no tiene intención de cruzar la frontera iraní para llevar a cabo ataques. «Esa suposición no es correcta. Nuestra política es defender a nuestras tropas», dijo Bush al lado del general David Petraeus, recién confirmado por el Senado como nuevo responsable del Ejército de EE.UU. en Irak, pese a que apoya el envío de refuerzos, al contrario que lo que defienden gran parte de los legisladores. En la rueda de prensa, Bush recalcó que el envío de refuerzos a Irak continuará pese a la oposición del Congreso y criticó que algunos legisladores «condenen» la estrategia sin darle una oportunidad de funcionar. Una de sus críticas más feroces, la demócrata Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., llegó ayer a Irak en una visita sorpresa para informarse sobre el terreno de la situación en este país, para lo cual se reunión con el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki. Ambos políticos reafirmaron su acuerdo para la rápida transferencia de la gestión de la seguridad a las fuerzas iraquíes.

Bush ordenó a sus tropas matar a todos los iraníes infiltrados enIrak
Comentarios