sábado. 28.01.2023
El Gobierno de Eslovaquia admitió ayer que fue un error que la policía colocara el pasado sábado explosivos en el equipaje de un pasajero, sin el conocimiento de éste, en una prueba para detectar bombas. El viajero voló a Dublín y tres días después la policía irlandesa recogió la carga explosiva avisada por las autoridades eslovacas. Los agentes eslovacos habían depositados varios gramos de hexógeno (RDX) en el equipaje de dos viajeros eslovacos en el aeropuerto de Poprad, a la espera que un perro sabueso los detectara, pero el animal sólo descubrió uno de los explosivos.

Eslovaquia admite un error al poner explosivos en una maleta
Comentarios