viernes. 03.02.2023

España aprovechará la presidencia de turno de la Unión Europea, que comenzó el pasado 1 de enero, para abrir un periodo de reflexión sobre una hipotética implantación de los polémicos escáneres corporales, aunque no adoptará, por el momento, ninguna medida de seguridad adicional en los aeropuertos españoles.

Según han informado fuentes del Gobierno español, la utilización de este tipo de tecnología, ya anunciada por el Reino Unido y Holanda, no está de momento en la agenda del Ejecutivo, aunque sí será objeto de debate durante el semestre español, al igual que el resto de medidas en la lucha contra el terrorismo.

La decisión. No obstante, fuentes del Ministerio de Fomento han dejado claro que será el conjunto de la UE la que decida si se refuerzan los controles de seguridad en los aeropuertos y se implantan los discutidos escáneres para reducir el riesgo ante los que traten de embarcar explosivos en los aviones.

«Hay que analizar todos los factores», han asegurado las fuentes, que han alertado de que la puesta en marcha de este tipo de sofisticados sistemas de control de pasajeros «no se improvisa» y han recordado que, a corto plazo, no existen ni siquiera suficientes equipos disponibles en el mercado.

En su documento de objetivos, la presidencia española es partidaria de que las nuevas medidas que se pongan en marcha en materia de seguridad garanticen el máximo «respeto de las libertades fundamentales» así como la «privacidad» de los ciudadanos.

España considera que debe haber un «adecuado equilibrio» entre un nivel adecuado de protección y seguridad en Europa y la salvaguarda de los derechos individuales.

España abordará el uso del escáner durante la presidencia de la UE
Comentarios